P. Edronkin

Riesgos deportivos: el deportista



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

El grado de entrenamiento, su estado físico, psicológico y fisiológico y toda clase de cuestiones íntimas y personales son conducentes al cambio de las probabilidades de riesgo.

Buenos y malos deportistas pueden pasar por momentos extraordinariamente buenos o malos, o pueden ser aptos para realizar cierto tipo de actividades pero no otras.

Siguiendo con el ejemplo de los paracaidistas que analizamos anteriormente, podemos decir que uno puede ser un experto, pero si ha estado enfermo recientemente, ha tenido problemas personales, o simplemente tiene muchas ganas de ir al baño justo antes de saltar, sufrirá cuando menos de distracción y podría cometer algún error fatal. Por otra parte, uno puede ser experto en cierto tipo de saltos, pero no tener ninguna experiencia en otros, por lo que el grado de entrenamiento puede resultar insuficiente.

Un ciclista, por otro lado, puede estar capacitado para xcorrer carreras en lo llano, pero si esa persona intentara dedicarse al ciclismo de montaña sin más entrenamiento que el que obtuvo en las planicies, estará en mayor riesgo que otro ciclista de montaña aún con menor experiencia que él en términos generales, pero con algo más de práctica en terrenos irregulares.

Muchas veces los expertos caen en la falacia de creer que porque tienen experiencia en una actividad, la misma automáticamente les servirá en otras que pueden parecer ser muy similares, pero que realmente pueden no serlo.

En los equipos deportivos, cuando se presenta este problema es que se está cometiendo una grosera falla de liderazgo, y es por eso que los entrenadores deben insistir con énfasis en este punto, pues la subvaloración de los riesgos presentados por el deportista constituyen lo que denominamos 'actitudes peligrosas', y que podemos clasificar en:

1.1)- Sensación de invulnerabilidad.

1.2)- Impulsividad.

1.3)- Anti-autoridad.

1.4)- Exceso de confianza en sí mismo.

1.5)- Resignación.

1.6)- Subestimación de los adversarios o la situación.

Estas actitudes se relacionan principalmente con el aspecto psicológico del deportista, pero también pueden ser influenciadas por factores físicos o fisiológicos.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©