P. Edronkin

Consejos de trekking: el uso de uniformes



Best Sellers

Adventure Gear

Survival

Cosmic Cat - A cosmic, free game

Free American Roulette

Free European Roulette

3 Card Poker Gold, Free

Free Blackjack

Green Energy

Free games

Sports info and betting

Independent funding for a free lifestyle

Entre todo el equipo de supervivencia, aventuras, etc. frecuentemente encontramos en los comercios los clásicos uniformes militares en color verde oliva o miméticos de distintas clases, y más recientemente, también prendas de uso policial en variaciones de azul plomo, azul marino, gris o negro.

Generalmente, se trata de equipos de calidad bastante buena y precios relativamente bajos cuando se los compara con prendas similares pero de destino enteramente civil; aunque en muchos casos resulta recomendable adquirirlas precisamente porque su relación costo - beneficio suele ser mayor en el caso de las aventuras y excursiones que en el caso de los equipos civiles.

En otras palabras, por menos dinero podemos adquirir equipos que podemos romper a gusto si lo deseamos, y que van a tener la misma o mayor duración, por lo general; después de todo, se trata de productos desarrollados para ser utilizados nada más ni menos que en combate.

Los tres problemas o desventajas principales de estos equipos son, sin embargo:

1)- No es fácil hallar una variedad amplia de colores, talles, etc. Si no nos interesan estos aspectos, esto no constituirá una desventaja.

2)- Los uniformes - y particularmente los miméticos - suelen llamar la atención demasiado entre la gente. Irónicamente, estas prendas diseñadas para esconderse entre la vegetación, nieve, etc. funcionan de manera exactamente opuesta entre la población.

3)- Si bien es común que los tratamientos impermeabilizantes, costuras, etc. son buenos en estos casos, generalmente no encontraremos entre las prendas militares las cosas más avanzadas, el menor peso, etc. porque las organizaciones castrenses adquieren lotes muy grandes y no andan cambiando sus equipos con demasiada frecuencia.

Sin embargo, el uso de prendas militares tiene incluso para el pequeño grupo de expedicionarios una función adicional y que puede tornarse positiva, como es generar un fuerte ´espíritu de cuerpo o de grupo.

No por nada los militares empleaban uniformes mucho antes de que se les adjudicara alguna función mimética; tampoco es casualidad que los equipos deportivos empleen camisetas o casacas distintivas.

También, lamentablemente, constituye uno de los elementos predilectos de dictadores de pacotilla de toda clase para fomentar ideologías, pero esto precisamente muestra de qué manera puede emplearse el poder psicológico de los uniformes, y solamente resta tratar de hacer algo positivo con ello en vez de caer en la clásica demagogia de masas.

El uniforme constituye, además de una herramienta, un medio de identificación visual para que las personas externas a una organización identifiquen a sus miembros; esto es tanto más eficiente cuanto más conocida sea la organización.

En una etapa inicial, la organización puede hacerse conocer por sus uniformes o prendas estandarizadas, y en este punto es preciso aclarar que contar con un uniforme no necesariamente implica adoptar prendas exclusivamente militares. En el caso de los grupos de aventureros, ello no implica que se vestirán necesariamente como soldados, aunque sí que pueden incorporar parcialmente el equipo de estos.

Además, el uso de uniformes hace que los propios integrantes del grupo se identifiquen entre sí como tales, marcando una diferencia respecto del resto de la gente.

Pero por último, también hay una razón económica para la adopción de uniformes, y es que si estos están bien diseñados, el equipo visto en su conjunto tiende a ser más eficiente y de menor costo. Si tenemos cinco juegos de prendas impermeables totalmente distintas y dos se desgastan o dañan, habremos perdido el cuarenta por ciento del equipo, pero si se trata de prendas iguales y estandarizadas, el desperfecto en un par de ellas implica que al menos podremos obtener de esas un juego sano, en muchos casos.

A esto se le denomina ´canibalización´ del equipo; no es lo ideal, por supuesto, pero en muchos casos puede constituir una solución de compromiso aceptable y de bajo costo en las organizaciones. El resultado es que el equipo estándar tiende a servir y durar mucho más tiempo que el adquirido aleatoriamente.

Por ello es que el uso de uniformes y equipamiento estandarizados, pese a algunas desventajas, constituye una medida económica sensata para cualquier tipo de organización.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©