P. Edronkin

Despertar vocaciones



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

Recientemente estuve pensando en que sería interesante hacer un ligero cambio en los procesos y programas educativos, particularmente en el caso de los niños.

Me refiero a que si bien es necesario contar con una educación académica y con conocimientos sólidos de todo lo que esencialmente define a nuestro mundo y la sociedad en la que vivimos, también sería interesante intentar despertar vocaciones - muchas veces adormecidas - con diversas experiencias que podrían llamar la atención, por ejemplo, al exponer a los estudiantes a diversos entornos y hechos poco frecuentes, como volar en un avión pequeño, navegar en un bote, etc.

Si queremos que los niños de hoy y ciudadanos del mañana no sean pobres, entonces debemos dejar de meterles en la cabeza que ser mediocres es algo bueno.

Esto es algo relativamente sencillo de organizar y llevar a la práctica; en el caso de los aviones, bastará acordar con un aeroclub para realizar unos muy breves vuelos en los que un instructor podría mostrar lo que significa volar un avión, y algo similar ocurre en el caso de las embarcaciones.

La misma estrategia podría utilizarse para muchas profesiones y artes que además resultan lucrativas. Creo que en vez de fomentar la holgazanería y la incompetencia de la caridad pública que si no es mal entendida al principio, pronto termina por serlo, y mejor que repartir limosnas, sería despertar las mentes de aquellas personas que tienen muchos años por delante.

Aquí en la Argentina y en general, en toda Latinoamérica, estamos viendo cómo la gente intenta justificar su fracaso muchas veces con frases como ´soy pobre´, como si no tener dinero fuera una excusa para carecer de dignidad y competencia para hacer las cosas.

Dejemos de lado la costumbre de fomentar este tipo de actitudes y empecemos a prestarle más atención a la educación y la apertura de las mentes hacia nuevas posibilidades. Le haremos un favor inmenso a un niño mostrándole cómo volar un avión o algo similar, en vez de estar dando vueltas sin reconocer de una vez el hecho de que si está en la miseria es porque sus padres son unos verdaderos inútiles.

Las naciones no progresan en base a la mediocridad; no se tiene éxito ni se puede alcanzar la felicidad hedonista, puramente filosófica o cualquier variante de por medio haciendo culto de lo malo.

Ser pobre es malo, es una tragedia; estar en el subdesarrollo o el mal desarrollo es lo mismo, pero a escala social.

Naturalmente que algunas de estas cosas tendrán su costo, pero la inversión habrá valido la pena si de despierta el talento y la inquietud sobre algo para toda una vida. Por otra parte, utilizar la excusa del costo para no brindar una oportunidad educativa es justamente, ser mediocres.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©