P. Edronkin

¿Dónde aprender a volar?




Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

Para aprender a volar es evidente que hay que hacerlo con un instructor, y hay tres tipos de instituciones que los poseen: las escuelas de vuelo militares, las escuelas comerciales y los aeroclubes.

Cada una de estas instituciones presenta una serie de ventajas pero también algunas desventajas y es importante tenerlas a todas en cuenta antes de invertir significativas sumas de dinero en algún curso de vuelo.

Las instituciones militares son tentadoras porque el costo para el alumno, por sobre todas las cosas, es muy bajo; además, las fuerzas armadas casi siempre cuentan con un material de vuelo más que interesante.

Sin embargo, convertirse en militar, gendarme, etc. es elegir una profesión para muchos años - quizás toda una vida - y por ello es necesario tener también vocación para ello.

En otras palabras, no es recomendable aprender a volar en las fuerzas armadas a no ser que también se quiera hacer la carrera militar porque sería lo mismo que hacer una carrera universitaria que no es la de nuestra honesta preferencia.

Luego tenemos a las escuelas de vuelo de naturaleza comercial, que en muchos casos ofrecen una variedad de cursos y posibilidades interesantes para hacer carrera en la industria aeronáutica; en las escuelas grandes es realmente factible aprender todo lo que se necesita, desde un curso de piloto de ultraliviano, hasta convertirse en comandante de transporte de línea aérea.

Sin embargo, estas escuelas presentan dos desventajas importantes: suelen ser más costosas vis-á-vis los institutos militares y los aeroclubes, son, al fin y al cabo, empresas comerciales sin un auténtico toque humano, que ya veremos por qué es importante.

Como toda empresa, las escuelas de vuelo de este tipo necesitan ganar dinero y ser rentables; los otros tipos de escuelas no, puesto que se dedican a formar personal militar, en el caso de las fuerzas armadas, o a fomentar las actividades aerodeportivas, como es el caso de los aeroclubes.

Y respecto de estos últimos, es opinión del autor que constituyen la mejor manera de iniciarse en el arte de volar, ya sea con un ultraliviano, planeador, avión, etc.

En general, los aeroclubes están más limitados en cuanto al tipo de aeronaves que poseen y los cursos que ofrecen que en el caso de las escuelas comerciales, pero sus costos y tarifas son también significativamente menores por tratarse de organizaciones sin fines de lucro.

Y existe un aspecto muy importante también, y es que a través de los aeroclubes es casi inevitable socializar y conocer a otras personas que se dedican a las actividades aeornáuticas y esto es muy importante porque le permite a una persona que recién se inicia, escuchar diversos puntos de vista, recibir consejos y asesoramiento, y aprender de los demás.

En una escuela comercial esto no es posible por la propia naturaleza de la institución: el dueño o el empleado de la empresa tenderá a tratar de vender, y no necesariamente aconsejar de forma objetiva.

Por eso, creo que si bien las escuelas militares y las comerciales son importantes y cumplen funciones indispensables, para aprender a volar y dar los pasos iniciales en la actividad, unirse a un aeroclub suele ser mejor por ser más barato y proporcionar una introducción más adecuada al medio aeronáutico.

Y por otra parte, es en el contexto de los aeroclubes en donde las actividades aeronáuticas se desarrollan como deportes extremos.

Un PA-11.
Los clubes también tienen aeronaves interesantes.



El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©