La Unica Verdad es la Realidad (I).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

- Dale Pablo, levantate que tenés que ir al trabajo.
- Ya voy querida.

¡Esto si que es vida, si señor! Como decía mi profesora de historia: "si le contáramos a alguna persona de los '90 que en el siglo 21 íbamos a vivir así, no lo creería" Y por cierto que tenía razón. Quien hubiera pensado en esa época de crisis social, de crisis moral en definitiva, que el 100% de la gente habitante en el glorioso planeta Tierra en los comienzos del siglo 21 pudiera vivir tan bien, en todos los ordenes, sin ningún impedimento para que desarrolle su vida normalmente y en un entorno moral y social más que adecuado. Un entorno en el que todo es amor al prójimo, todo es solidaridad, todo es respeto mutuo. No señor, no lo creería.
- Marta, despertá a Dani que lo alcanzo hasta la escuela.
- Te ganó de mano mi amor, ya está despierto y vestido.

A veces me olvido de lo bien que funcionan los engranajes de la sociedad actual. Una sociedad en la que hasta los más pequeños aprenden a responsabilizarse. Los chicos siempre están ansiosos por ir a la escuela, los mayores por ir al trabajo. ¿Y porqué la gente tendría que renegar de sus deberes?, esta claro que no hay otra forma de vivir en paz y armonía con el Planeta, y con nosotros mismos, que haciéndonos cargo de nuestras responsabilidades. En realidad este concepto estuvo claro durante gran parte de la historia de la humanidad, lo que no llego a comprender, es porqué se esperó hasta este siglo para poner en práctica esta fabulosa idea. ¿Es que los habitantes del siglo '20 no eran conscientes? Nunca entenderé por que una gran mayoría de ellos no respetaba las leyes de la moral y de la ética.
- Hijo poné en marcha el auto, pero tené cuidado.
- Sí papá.

Es curioso que se mantuviera la connotación de las palabras entre los cambios tan profundos en la estructura social que recibió la antigua "civilización". Los textos con antigüedades de entre 1 y 3 siglos son comprensibles para cualquier persona de esta época, siguen siendo "compatibles" con nuestro lenguaje actual aunque no se posean conocimientos de otros idiomas o dialectos, cosa que, gracias a la educación actual, es casi imposible. Hoy en día seguimos llamando auto al vehículo que nos sirve como transporte terrestre aunque, por supuesto, se le eliminaron todos los defectos de su lejano pariente con un motor de combustión interna. Las reglamentaciones actuales prohíben cualquier aparato que dañe al medio ambiente. En la actualidad las leyes son cumplidas al pie de la letra por todos los integrantes de la sociedad, a nadie se le pasaría por la cabeza infringir la ley.
- ¿Ya programaste el auto para el recorrido hasta la escuela?
- ¿No te acordas papi que lo programé para todo el ciclo lectivo?
- Cierto hijo, lo había olvidado.

Disfrutamos como siempre del viaje hacia nuestros respectivos destinos pues nuestro auto convertible nos dejaba recibir el aire fresco, libre del dióxido de carbono que antes poseía, gracias al proceso de purificación ambiental que se realizó cuando comenzó la reforma.

La Patagonia.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©