Terrorismo biológico o bioterrorismo (II).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Aunque no quiera aceptarse habitualmente, aunque duela hacerlo, hay que admitir que los terroristas son seres humanos y en general personas racionales, al igual que los nazis también lo fueron, mal que nos pese.
Los grupos terroristas calculan y planean sus actos, no dejan las cosas al azar o al destino. En definitiva, saben lo que hacen, persiguen ciertos objetivos y quieren cumplirlos.

Los terroristas o bioterroristas no se diferencian de los demás por estar locos o por sufrir algún tipo de enfermedad mental, sino porque su moralidad se rige por su fanatismo, está al servicio de sus ideas religiosas al igual que sus vidas: su fanatismo ¨es¨ su vida.

Y en esto último radica el problema fundamental que nos lleva nuevamente a la cuestión principal: los terroristas sacrifican sus vidas por su causa, por ¨la causa¨. Son camicaces y por lo tanto no temen a las represalias, se saben a salvo en el ¨cielo¨. Es por eso que a partir de ahora resulte difícil mantener el equilibrio y prudencia que anteriormente se daba entre Estados o grupos respecto del uso de los agentes nucleares, biológicos o químicos.



Sitios donde circule mucha gente son lugares preferidos por los 
terroristas para sus atentados.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©