La viruela. ¿Una potencial arma biológica? (IV).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Vacuna y tratamientos:

Su prevención, y posterior erradicación se debió al uso de la vacuna que evitaba la aparición de nuevos casos. La vacuna está compuesta de un virus vivo llamado ¨vaccinia¨ que es de la misma familia del virus de variola, pero no el mismo, su virulencia es mucho menor. A su vez se aíslaba a los enfermos ya existentes, imposibilitando que transmitieran la enfermedad.

Pero la vacuna contra la viruela sólo se utilizaba en las personas que tenían grandes riesgos de resultar infectada, ya sea por frecuentar a los enfermos, o por vivir en ámbitos por alguna causa más expuestos al virus de la variola (donde la enfermedad era endémica).

No hay un tratamiento específico para curar la enfermedad una vez contraída, aunque si se administra la vacuna dentro de los primeros cuatro días posteriores al contagio se disminuyen los riesgos de la misma y se previene su aparición, si es que todavía no se ha desarrollado.

En general se interna al paciente y se mantiene su piel limpia. Se intenta controlar la picazón y aliviar el dolor o cualquier otro síntoma en la medida de lo posible.

Se suelen utilizar antibióticos únicamente contra la aparición de infecciones bacterianas que complican el cuadro de la enfermedad. Es decir, se establece una terapia de apoyo, pero no una de cura concreta.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©