Argentina: la mejor escuela de supervivencia (I).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

 
“ME HACÉS OLVIDAR QUE NO TENGO GUITA” 

Así rezaba el texto escrito en una bandera desplegada por los hinchas de Racing Club de Avellaneda. Disfrutaban del partido final del campeonato clausura 2001, que finalmente los llevaría al tan ansiado título que no ganaban hacía ya 35 años.

Es decir:

“QUEREMOS OLVIDARNOS DE NUESTRO SUFRIMIENTO”

Una alegría, un amnésico, “embriaguez” diría Niezstche. El fútbol “pasión de multitudes”, narcótico de multitudes. 
La gente es así: vive feliz o sufre intentando vivir feliz.

Pero la gente no es tan inconsciente como parece, todo tiene un límite. Y al parecer ese límite se ha alcanzado en Argentina.

El argentino típico tiene muchos defectos, es fanfarrón, pedante, egocentrista, etc. Pero todos estos defectos son achacables sólo a uno que no es exclusividad de las Pampas y ni de la Patagonia, ni mucho menos. Me refiero al nacionalismo.

Cuando un país es poderoso, el nacionalismo se ve como una virtud. Pero cuando un país es dominado por los poderosos (sean o no países) el nacionalismo pasa a ser un defecto, un problema y, en definitiva, una manifestación popular de un deseo frustrado.

La Patagonia.
Exploradores del GEA caminado por la Patagonia Argentina,
antiguo Reino de la Araucanía y Patagonia.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©