Hume, El Tratado (IV).


Resumen de Teóricos
HISTORIA DE LA FILOSOFIA MODERNA. 
Prof Tit: Leiser Madanes 
1997 - Carrera de Filosofía - UBA



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Una de las maneras en que podría ser entendido el Tratado es como un tratado sobre filosofía de la retórica. Porque en los tratados de retórica antiguos se nos dice que el orador necesita comprender acabadamente la naturaleza humana para poder mover el asentimiento del público.
Sección I de la parte i: Del origen de nuestras ideas.

"Todas las percepciones de la mente humana se reducen a dos clases distintas, que denominaré impresiones e ideas."

Se trata, nos dice, de una "observación de la vida humana, tomándola tal como aparecenten en el curso normal de la vida diaria y según el trato mutuo de los hombres en sociedad". Sin embargo parecería que Descartes ha convencido a los filósofos modernos de que el conocimiento es algo que tiene que ver con nuestras ideas, con la forma en que las misma representan adecuadamente o no algo fuera de la mente, o, quizás, con una conformidad de las relaciones entre ideas mismas.
Hay otras similitudes entre el proyecto cartesiano y Hume que son más difíciles de notar. En definitiva de lo que se trata es de estudiar la naturaleza humana. Y el estudio de la misma es un estudio empírico. Pero recuerden ustedes la sexta meditación, una de las cosas que nota Descartes tiene que ver con la creencia del mundo exterior, la creencia en los cuerpos. Descartes dice que hay una creencia natural, que forma parte de nuestra naturaleza. La premisa dos es que naturaleza es igual a Dios. Si forma parte de nuestra naturaleza forma parte del plan divino y, por lo tanto, no puede haber engaño alguno. Nuestras inclinaciones naturales están garantizadas por Dios.
Para Hume no hay tal cosa como la garantía divina. Pero esto no significa que el sistema cartesiano sea totalmente dejado de lado.
Las ideas claras y distintas son aquellas ideas que con su claridad y distinción arrastran a la voluntad, de manera tal que no podemos dejar de considerar su verdad. Ese es básicamente el tema de la ciencia de la naturaleza humana, una ciencia acerca de mis inclinaciones epistémicas y morales, de las inclinaciones que me llevan a considerar como verdaderas ciertas creencias; un estudio que me diga cuáles son aquellas a las que no puedo renunciar y de que modo me inclino hacia un lado u otro a la hora de juzgar (siempre son inclinaciones de la voluntad).
Esto se relaciona con la teoría de la mente, pues la misma es una teoría de la imaginación, de los caminos que lleva la misma para conferir vivacidad a determinadas ideas que, finalmente, arrastran hacia ellas nuestro asentimiento.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©