Kant (XXXV).


Resumen de Teóricos
HISTORIA DE LA FILOSOFIA MODERNA. 
Prof Tit: Leiser Madanes 
1997 - Carrera de Filosofía - UBA



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

El entendimiento con sus conceptos logra la integración de las representaciones sensibles en el concepto de objeto, pero no es una unificación última, sino provisoria y condicionada, remitiendo una y otra vez a ulteriores condiciones. Nunca logra la última síntesis. Siempre va a haber otro aspecto que va a presentar al objeto y que tiene que ser integrado. Entonces siempre otros resultados, al ser parciales, van a ser posibles.

El entendimiento sintetiza por causa y efecto pero no llega a la causa última.
Lo mismo pasa con los accidentes en la sustancia. Como las cosas se nos van dando en esa perspectiva, y puede haber algún tipo de cambio en el accidente, siempre vamos a tener que volver a aplicar la categoría de sustancia y accidente.

La razón, en cambio, no puede conformarse con una unificación perfectible, sus elementos deben ser la unidad absoluta misma.
Las ideas actúan como una suerte de "foco imaginario" al que deben dirigirse todos los conocimientos del entendimiento. Estos focos le indican al entendimiento que no tiene que tener su anhelo de saber en lo condicionado y en lo que se encuentre dentro de los límites de la experiencia posible. De este modo las ideas no sólo sirven para procurar al entendimiento la máxima unidad, sino también, la máxima extensión.
La idea tiene, entonces, este rol o papel de estar constantemente apareciendo como un recuerdo al entendimiento de que su unificación no es la unificación última, y que siempre es necesaria una ulterior. A esta función Kant la va a llamar la "función regulativa de la idea".





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©