El Gea

Política: ¿ideas o intereses? (XXIV).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

”La izquierda no les niega a los empresarios el derecho de voto, lo que no es aceptable es que quién dispone de recursos económicos para controlar los medios de comunicación pueda conformar la opinión pública de acuerdo a sus intereses privados: por lo tanto, falta una democratización de los medios de comunicación para que estén al servicio de todos.”

Es distinto, y mucho más complicado. La opinión pública no se forma por lo que los medios quieren, sino por la coherencia que surge del interior de un sistema social, que abre espacios para unos discursos y hace inviables otros. En un sistema social capitalista, el discurso capitalista es hegemónico, simplemente porque el mundo y las actividades de la enorme mayoría de la gente responden a esa lógica y a esos valores. Los medios solo pueden reproducir esa estructura, y solo en ocasiones muy especiales y muy de apoco contribuir a cambiarla. Si hubieses trabajado (yo lo hice) durante años en medios de comunicación, sabrías que un periodista no escribe lo que puede, sino lo que quiere, pero no solo porque el patrón se lo impida (lo que también pasa, sea el patrón "de izquierda" o "de derecha"), sino porque simplemente hay cosas que una sociedad no entiende ni quiere oir, porque no hacen sentido con la cosmovisión general y con lo esperado. 
En ese sentido, los medios son muchísimo menos poderosos de lo que se cree. En una sociedad socialista, sucede lo mismo al revés. La diferencia es que en una sociedad democrática se permite la existencia de medios que digan lo que quieran, y en una antiliberal no. La diferencia es la siguiente: dado que la izquierda tiene la visión del mundo que tu mostras, para ella lo mas normal es censurar y hacer desaparecer la prensa opositora (porque la consideran herramienta de "los malos"). La democracia, con otra visión del mundo distinta, considera legitima la concurrencia de diferentes opiniones. La derecha troglodita, por su parte, censura y clausura los medios de prensa que le molestan, usando para ello medios económicos o políticos de lo más corruptos.

”9.- La derecha parte de la concepción idílica siguiente: todos estamos en las mismas condiciones de partida y estamos participando en un juego limpio; quién se esfuerza asciende; quién no, se queda abajo. No sólo no le deben nada los que llegaron arriba a los que se quedaron abajo, sino que tienen que estarles agradecidos ya que la prosperidad de las élites se expande también a los desfavorecidos que están a su alrededor.”

No conozco ningún país de 'derecha' (mejor dicho, ningún país democrático) en donde no existan mecanismos de promocion de los más desfavorecidos económicamente, y de ayuda para superar las diferencias. Hay una cantidad de mecanismos de seguridad social, salud y educación pública en todos los paises democraticos del globo. De modo que la idea de que hay que pelear para superar las diferencias de origen es antiquísima, y no es un invento de la izquierda. Lo que se discute es cuales son los mejores modos de favorecer un desarrollo rico y variado, y a la vez disminuir la diferencia social lo más posible. No es nada claro que la propuesta de izquierda haya logrado eso en ningún sitio, ni que tenga alguna fórmula conocida para hacerlo.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©