El Gea

Sobre la complejidad de educar en valores (XXX).

Por Juan Ramón Tirado Rozúa, José Luis Ramírez, Aldo Mazzucchelli, Gustavo Lubatti, Cora y L.


Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Aquí hay un punto que no voy a desarrollar hoy, porque seria ya demasiada cosa. Pero siempre he sentido y pensado que la idea misma de que 'el lenguaje es un instrumento' es una metáfora que, como todas, ilumina algunos aspectos y deja otros en la sombra. Pero en este caso, los que deja en la sombra (o sea, aquello en lo que el lenguaje NO ES instrumento o herramienta) amenazan ser tan importantes y decisivos como para anular la pertinencia de la metáfora entera. Pues sólo podemos pensar el lenguaje bajo la forma del extrañamiento del lenguaje, del apartamiento de la acción, de la congelación del verbo. Pero al hacer eso, lo perdemos, dejamos, literalmente, de pensar en lo que creíamos que estábamos pensando. 
El lenguaje/pensamiento no es algo que el ser humano "tiene", como un martillo o una escoba... es lo que el ser humano ES. O sea, que la idea misma del lenguaje como herramienta la acepto a medias... ¿Herramienta de quién? ¿de si mismo? pero entonces deja de ser herramienta... Pues ser una herramienta implica una intencionalidad del dueño, creador y usuario de la herramienta. Nada de eso hay en el lenguaje. En todo caso, el hombre individual seria en cierto modo herramienta de su lenguaje, y el lenguaje herramienta de la especie y las culturas como tales...

”He aquí pues que una praxis humana basada en la experiencia y no en la abstracción, construye poco a poco un instrumento o poiesis teórica que le va a servir para aumentar su conocimiento y su dominio de la realidad externa. La ciencia positiva supone una revolución y un avance extraordinario en ese dominio.”

De acuerdo, sin duda. Y hay mucho de Platón ahí, ¿o me equivoco?

”Siendo el lenguaje hablado la poíesis inmediata de la praxis (la poesía) no deja de ser por eso una poiesis, una expresión perceptible de la praxis, como todo aquello que se materializa de alguna manera. La comprensión del lenguaje, de la prístina expresión de la praxis humana, es la retórica. Pero sin lengua escrita la retórica habría sido un conocimiento inconsciente de sí mismo. La lengua escrita, que hace posible la lógica y la ciencia, hace posible la sistematización de la propia expresión hablada, anterior a toda lógica. La lógica es una técnica, pero la retórica propiamente no. “

Aquí haríamos, supongo que coincidas conmigo, una distinción entre la retórica como arte viva, y la teoría retórica. La teoría retórica depende del lenguaje escrito (es decir, el lenguaje historicizado) para emerger como sistema, como codificación. Pero desde luego, el arte y tejné (insisto, con Aristóteles de mi lado en esto. Es Aristóteles el que define la retórica como tejné, y repetidamente) de la persuasión existió siempre, pues es innato en todos los hombres en alguna medida, como dice A. al comienzo mismo de su tratado (que es en realidad el final, pues el libro I es el último que fue escrito).





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©