Seguridad para nadadores, bañistas y buzos (XLI).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

2) - Indicaremos ahora las medidas a tener en cuenta en la práctica de la natación en piscinas, albercas, o piletas que se encuentren tanto en instituciones como en instalaciones particulares.

índice

2.A) - Prevenir la transmisión de enfermedades.

2.B) - Cuidado de los menores.

2.C) - Cuidado con el Cloro.

Es cierto que es mucho menos peligroso nadar en un espacio cerrado como es una pileta, que hacerlo en aguas abiertas, donde las posibilidades de accidente son más altas e inversamente proporcionales a las posibilidades de rescate. Sin embargo, en las piscinas se presentan otro tipo de problemas que, sin ser mortales, surgen con mucha más frecuencia que en aguas abiertas.

Debido a la mayor cantidad de gente en un mismo espacio, algo propio de las piscinas públicas sobre todo, se facilita la transmisión de enfermedades, los accidentes producto de los descuidos y las imprudencias que suelen cometerse a causa de la existencia de tal multitud.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©