Norma Risso - Investigadora Asociada - Andinia.com.

El banquete tecnológico no se sirve en la mesa de todos (II).

Por Norma Risso
Lic. Ciencias de la Educación
Lic. en Comunicación Social


Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

A esto le debemos agregar la pérdida de numerosos puestos de trabajo(*2) a causa de la automatización total de sistemas, que pronto transformarán el trabajo administrativo de la misma manera en que ya ha transformado el trabajo fabril. El concepto de "empleo para toda la vida en una sola empresa" ya ha comenzado a desaparecer.

A medida que el mundo de los negocios se globaliza y la Internet crece, comenzaremos a observar un lugar de trabajo digital sin fisuras. Mucho antes de que se logre la armonía política y de que las conversaciones de paz entre árabes e israelíes puedan llegar a un resultado auspicioso, los bits no conocerán fronteras, serán almacenados y manipulados sin respeto alguno por los límites geopolíticos(*3). A medida que nos vamos moviendo hacia ese mundo digitalizado, un importante sector de la población mundial se verá o se sentirá privado de sus derechos o privilegios. (*4)

*2 - La transformación radical de la naturaleza de nuestros mercados de trabajo, a medida que trabajamos menos con átomos y más con bits, se producirá al mismo tiempo que la fuerza laboral de dos mil millones de individuos de la India y de la China comienzan a conectarse (literalmente) y a digitalizarse. Un diseñador de software independiente, en Peopria, competirá con su contraparte en Pohang. Un tipógrafo digital en Madrid competirá con un tipógrafo digital de Madrás. Las empresas estadounidenses ya están recurriendo a terceros en Rusia y en la India, para el desarrollo de hardware y la producción de software, no para encontrar mano de obra más barata sino para asegurarse una fuerza laboral intelectual, altamente capacitada y dispuesta a trabajar más duro, más rápido y en forma más disciplinada que los estadounidenses. Negroponte, Nicolás. Ser Digital. Atlántida. Buenos Aires. 1995.

*3 - Lo más probable es que las zonas delimitadas por los husos horarios, desempeñen en nuestro futuro digital un rol más importante que las zonas de intercambio comercial. Me puedo imaginar algunos proyectos de software que dan la vuelta al mundo de este a oeste, en un ciclo de 24 horas, de persona a persona o de grupo a grupo, donde unos trabajan mientras los otros duermen. Microsoft tendrá que agregar oficinas en Londres y en Tokio para el desarrollo de software, para poder producir en tres turnos. Negroponte, Nicolás. Ser Digital. Atlántida. Buenos Aires. 1995.

*4 - Cuando un trabajador de la industria siderúrgica, de cincuenta años de edad, hoy pierde su trabajo, muy probablemente no tiene—a diferencia de su hijo de veinticinco años—flexibilidad digital alguna. Cuando una secretaria de hoy en día pierde su trabajo, por lo menos está familiarizada con el mundo digital y quizá tenga algunas habilidades transferibles y aprovechables. Negroponte, Nicolás. Ser Digital. Atlántida. Buenos Aires. 1995.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©