Norma Risso - Investigadora Asociada - Andinia.com.

El banquete tecnológico no se sirve en la mesa de todos (III).

Por Norma Risso
Lic. Ciencias de la Educación
Lic. en Comunicación Social


Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Juegos, apuestas y entretenimientos

Los bits no son comestibles y, por lo tanto, no pueden paliar el hambre en forma directa.(*5) Las computadoras no tienen moral, no son capaces de resolver temas complejos, como el derecho a la vida o a la muerte de los palestinos o la autonomía de los vascos. Sin embargo, como una fuerza natural, la era digital no puede ser ni negada ni detenida. Tiene cuatro grandes cualidades que la conducirán, finalmente, a su triunfo: la descentralización, la globalización, la armonización y la motivación. (*6)

El efecto armonizador de la digitalización ya se está haciendo sentir. Disciplinas y empresas que antes estaban en todo separadas, comienzan a colaborar entre sí en lugar de competir. Está apareciendo un lenguaje común, antes inexistente, que permite a la gente entenderse más allá de toda frontera. En la escuela, los niños tienen la posibilidad de ver las mismas cosas desde muchas perspectivas diferentes.(*7)

*5 - Hoy en día, el 20 por ciento del mundo consume el 80 por ciento de los recursos. Una cuarta parte de la población mundial tiene un nivel de vida aceptable, mientras que tres cuartas partes viven en la miseria. Con este panorama ¿cómo podremos unificar estas divisiones, que parecen insalvables? Mientras que los políticos luchan contra el peso de la historia, una nueva generación va emergiendo del paisaje digital, libre de gran parte de los viejos prejuicios. Esos chicos han sido liberados de las limitaciones de la proximidad geográfica como única base para la amistad, la colaboración, el juego y la política de buen vecino. La tecnomlogía digital podrá ser la fuerza natural que impulse a los hombres hacia una mayor armonía mundial. . Negroponte, Nicolás. Ser Digital. Atlántida. Buenos Aires. 1995.

*6 - El efecto descentralizador de la digitalización no puede ser percibido en ningún otro lado con la fuerza con que se lo percibe en el comercio y en la industria de la computación misma. La empresa del futuro podrá cubrir sus necesidades de computación en forma escalonada, poblando su organización de computadoras personales que, cuando resulte necesario, podrán trabajar al unísono para solucionar problemas de computación complejos. Las computadoras trabajarán tanto para individuos como para grupos. Observo que esta misma mentalidad de descentralización se está extendiendo en nuestra sociedad, impulsada por los jóvenes ciudadanos del mundo digital. La tradicional visión centralista de la vida, se convertirá en cosa del pasado. Negroponte, Nicolás. Ser Digital. Atlántida. Buenos Aires. 1995.

*7 - Por ejemplo, un programa de computación puede ser visto, al mismo tiempo, como una serie de instrucciones en la computadora o una poesía concreta, formada por inserciones, en el texto del programa. Lo que los niños aprenden con gran rapidez, es que conocer un programa significa conocerlo desde diversas perspectivas, y no desde una sola. Negroponte, Nicolás. Ser Digital. Atlántida. Buenos Aires. 1995.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©