Escalada: Con equipo pero sin equipo (I)



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Ocurre habitualmente que los escaladores experimentados pierden el miedo a la caída por estar totalmente confiados en su soga, y en las "chapas" o clavos de la pared a la que esta está sujeta.

Habitualmente se ve como estos aficionados al deporte que constituye la escalada, se dejan caer ante situaciones de ascenso que podrían haber resuelto, pero que prefieren intentar de otra forma o buscando otras vías. Por supuesto, esto suele suceder casi exclusivamente en la escalada artificial (por supuesto) en roca, ya que aquellos que escalan en artificial en hielo o mixto no corren estos riesgo: saben que una caída, pese a estar asegurados, puede resultar fatal por el equipo que ellos mismo llevan (piolets técnicos, crampones, etc.) y el fragil y peligroso terreno por el que se desplazan, el hielo.

El dejarse caer sucede generalmente en la práctica de la escalada cuando se pretende llegar a un determinado lugar de una montaña, y no hay otra opción más que hacerlo escalando con equipo por un lugar específico, o cuando se está entrenando simplemente. No se perderá tiempo en este tipo de maniobras si no es así, es decir, si no se asciende por la única vía fácil para llegar a la cima y hay que intentarlo cueste lo que cueste, o si lo que apremia es llegar a la cima sin dilaciones.

El riesgo que esto conlleva es proporcional a algunas de sus ventajas. Es decir, esta confianza ciega en el equipo o el anclaje tiene sus pros y sus contras.

La Patagonia.
El equipo no lo es todo, pero es necesario.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©