Conozca el Gea.

Sobre Dios (¿o sobre lo humano?) (XXXIII)



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Pero es que tampoco la tercera vía, "a contingentia mundi"; depende del argumento ontológico. Kant dice que después de haber demostrado que la contingencia de los seres de la experiencia exige un Ser Necesario, se busca entre los seres cuál podrá ser ese Ser Necesario, y sólo se encuentra el Ser Perfectísimo, y se concluye: el Ser Necesario es el Ser Perfectísimo. Pero entonces, dice Kant, se supone esta premisa: "el Ser Perfectísimo es el Ser Necesario", lo cual es el argumento ontológico.

El argumento sería:

1) Existe el Ser Necesario. 
2) El Ser Perfectísimo es Necesario. ( es decir, existe necesariamente: argumento ontológico). 
3) Que sepamos al menos, ningún otro lo es.
4) Luego, el Ser Necesario es el Ser Perfectísimo

Kant le critica además que el hecho de que no hayamos podido encontrar otro Necesario que el Perfectísimo no nos autoriza a afirmar con toda seguridad que sólo el Perfectísimo es Necesario.

Pero aquí Kant está olvidando la diferencia entre el argumento "cosmológico" (en realidad, "metafísico", pues le basta, como punto de partida, cualquier ente contingente real, y no es necesario que enfoque el Cosmos en su conjunto), y el ontológico. Es claro que la conexión que podemos establecer entre el Necesario y el Perfectísimo, o entre el Perfectísimo y el Necesario es en sí misma puramente conceptual. Pero lo malo del argumento ontológico no es trabajar sobre conexiones conceptuales (así lo hacen la mayoría, por decir lo menos, de las argumentaciones), sino no apoyar esas conexiones conceptuales en un dato real. Es decir, si A implica conceptualmente y necesariamente B, del solo concepto de A no puedo deducir la existencia de B. Pero si por otro lado sé que A existe, entonces sé también que B existe, por el principio de no - contradicción.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©