Conozca el Gea.

Sobre Dios (¿o sobre lo humano?) (LII)



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Es cierto que me expresé mal al hablar de argumentos “verdaderos” o “falsos”. Pero también es cierto que es evidente que si estamos hablando sobre “la demostración de la existencia de Dios” lo que me preocupa es si los argumentos argüidos a favor de esta idea son demostrativos o no lo son, y es eso sobre lo que venimos discutiendo. 
El único argumento que has presentado no demuestra lo que pretende demostrar (es decir, que aunque no haya una prueba concluyente, al menos hay razones para creer que existe Dios), ya que su principal premisa no es verdadera, es una afirmación sin base. 
Lo he demostrado en el e-mail anterior y vos alegaste en su defensa en este caso una versión “extendida” del mismo argumento.

Paso a demostrar por qué esta nueva versión del argumento que presentas peca de la misma invalidez:

Simplificando, y en resumidas cuentas, todo tu argumento se basa en la primera de tus premisas, si tal premisa no es verdadera, todas las posteriores no tiene en que apoyarse y el argumento se derrumba sin remedio alguno (es decir, aunque sea válido no es demostrativo).
Tal premisa dice lo siguiente:

1) "lo que algo es de suyo, lo es necesariamente, o sea, no puede no serlo".

A su vez, esta premisa indispensable se basa, según tus propias palabras, en el principio de identidad. Por el "de suyo",”

Por lo tanto, todo tu argumento se basa en el significado de "De suyo", el cual expones de la siguiente forma:

“si el ente contingente puede tanto ser como no ser, es que ni la existencia ni la no existencia le acaecen en virtud de su propia naturaleza.”

Lo que pones como una primera premisa, por tanto, implica lo que significa “De suyo”. Tal explicación se compone de una premisa seguida de una conclusión:





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©