Conozca el Gea.

Sobre Dios (¿o sobre lo humano?) (LIV)



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Al dar el ejemplo del triángulo empiezas por una mentira, ya que un triángulo no tiene tres lados “en virtud de su naturaleza”, sino “por definición”, que no es para nada lo mismo.
Podemos, por ejemplo, decir que un unicornio, por definición, deber tener tales o cuales virtudes, pero decir que tiene tales o cuales virtudes porque “su naturaleza” así lo determina es exactamente invertir los términos de la cuestión, ya que no se sabe si existen los unicornios.
Esto puede aplicarse con la misma certeza a Dios o a los triángulos.

Nunca se han visto “triángulos”, sino cosas con forma que asociamos con la triangular. En el mundo físico no existen las formas geométricas. El triángulo es una forma abstracta que no tiene existencia ontológica es, por lo tanto, un concepto que no tiene una existencia comprobada fuera de la mente humana.

Si aceptamos la definición que reza que “toda figura geométrica que tenga únicamente tres lados es un triángulo”, por supuesto va a ser contradictorio decir lo contrario, pero porque nosotros así lo queremos, no por “su naturaleza”.
Lo mismo sucede con el decir que un caballo no es un animal, ya que por definición (no por naturaleza) lo es.

De la misma forma, si definimos que “Lo contingente no debe ser causado por sí mismo, sino por otro”, por supuesto que decir que lo contingente va a tener que ser causado por algo no contingente es algo que “necesariamente” será deducido por las premisas siguientes de tu argumento.
Pero el problema radica precisamente en que la base de todo tus argumentos es tal afirmación que no puedes probar como cierta, de la que no puedes dar más razones que tu propia aceptación de la misma.

Dices que “No se trata de suponer. De nada sirve”, pero contradictoriamente es exactamente en una suposición (algo tomado por definición como cierto) en lo que se basa el único argumento que has expuesto a favor de tus ideas.
Las suposiciones no son algo negativo, son algo necesario e ineludible a la vez (es decir, necesario tanto en el sentido práctico como en el lógico).





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©