Conozca el Gea.

Sobre lo humano (¿o sobre Dios?) (XXI)



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Aldo y Federico:

Por ello, nada impide tampoco que los animales tengan pautas instintivas que apuntan al bien de la especie y en ese sentido se parecen a nuestros códigos éticos y a nuestros derechos y deberes. Pero la diferencia entre el instinto y la conducta ética racional es esencial, y consiste nada menos que en que es esencial a lo ético la libertad, la capacidad de elección del sujeto, mientras que lo propio del instinto es la "determinatio ad unum", es decir, la orientación exclusiva a un tipo de conducta que no admite elección y que el animal ejecuta no por decisión propia sino por imperativo de la especie. Por eso el instinto es invariable, y la conducta animal es la misma generación tras generación: la historia es algo exclusivo del ser capaz de elegir e innovar que es el hombre.

Esa es la razón porque no se nos ocurre llevar a juicio a un tigre devorador de hombres. Y si lo matamos, no es como castigo ni como justicia, sino simplemente como protección nuestra.

Saludos cordiales

Néstor Martínez.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©