Conozca el Gea.

Sobre lo humano (¿o sobre Dios?) (LXXVI)



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Por supuesto, al determinar que cierta clase de cosas, con ciertas características, serán moléculas o caballos; y ciertas otras con otras características, serán átomos, por ejemplo, tales grupos de cosas se diferenciaran unas de otras y serán distintas, y serán iguales dentro de el conjunto definido. Pero esto en el plano conceptual.
Tal grupo de cosas podría haberse englobado en otro grupo definido bajo lo que diga otra teoría que explica la realidad de forma distinta. Esto puede hacerse infinitas veces. Se pueden englobar las cosas por sus infinitas similitudes que las podría convertir en “cosas comunes” o cosas pertenecientes a una determinada clase conceptual.
Las clases no son el concepto que nos formamos de la esencia, como vos decís. Si fuera así existirían infinitas esencias, ya que pueden existir infinitas clases de cosas.
Pero las clases no son el concepto que nos formamos de la esencia, fundamentalmente porque la existencia de tales conceptos es un hecho, mientras que la existencia de la esencia es un supuesto del cual se puede prescindir perfectamente sin que por ello el hecho de que existen clases conceptuales deje de ser un hecho.

Dicho de otra forma, que la realidad que nosotros interpretamos de acuerdo a los filtros que establece la percepción de cada uno sea de determinada forma, no significa que tal realidad se corresponda con la forma de interpretarla de cada uno.

Si no existe la esencia de los caballos, esto no va a cambiar el hecho de que yo percibo algo a lo que acepto englobar bajo un concepto de clase llamado “caballo”.
Si se quisiera, podría determinarse no englobar más a lo que ahora llamamos “caballos” por determinadas cosas en común, y denominarlos bajo otro concepto que englobe otras cosas en común que ellos comparte con lo que ahora denominamos “CD-Roms”.
Podríamos crear un concepto llamado “Caballos-Rom” que englobe lo queramos encontrar en común entre lo que actualmente llamamos un CD y un caballo.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©