Filosofía del Lenguaje - Guías.

GUIA Nº1 - Sentido, denotación e imagen asociada - Fregue y B. Russell (III)


Filosofía del Lenguaje
Prof. Tit.: A. Moretti
1998 - Carrera de Filosofía - UBA



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

1c) – La imagen asociada a un mismo sentido es “algo interno” y, por lo tanto, algo subjetivo, individual, que varía de una persona a otra, o en una misma persona en diferentes momentos de su vida, de acuerdo con sus experiencias, sus actividades etc.(*2).Mientras que el sentido de un signo sería lo que se mantendría fijo independientemente de la imagen que lo acompaña en cada individuo y en cada momento en que es comprendido, pues “es propiedad común de muchos” y transmisible sin pérdida de objetividad, es decir, sin que varíe el sentido, manteniéndose idéntico de una persona a otra.

1d) – De la misma forma en que Frege no ofrece una noción o definición clara de lo que es el sentido de un nombre propio, tampoco justifica su caracterización del mismo como algo transmisible, a través de los pensamientos, de una persona a otra sin perder su objetividad. Afirma esto como algo que no hace falta justificar pues se aceptaría naturalmente, sin más. Es decir, supone la transmisión de ciertos pensamientos comunes, de ciertas “estructuras”, por decirlo así, sin la posibilidad de variación de los mismos durante el proceso de “aprendizaje”, por ser comunes a todo ser humano.

2)
1 - Supone que una oración contiene un pensamiento.

2 - Imagina sólo dos posibles consideraciones sobre los pensamientos: a) que se traten de la denotación o referencia de la oración; b) o bien constituyan su sentido.

3 - En este punto Frege recurre al tipo de argumento que en lógica usualmente se denomina “por el absurdo”. Es decir, supone que los pensamientos se tratan de su denotación o referencia (suponiendo previamente que la oración en cuestión tiene denotación o referencia), y, al intentar probarlo con un determinado ejemplo (“la estrella vespertina...” vs. “la estrella matutina...”), reemplazando una palabra de la oración por una que tiene la misma referencia pero distinto sentido, encuentra que aunque la denotación no a variado, si lo ha hecho el pensamiento de la oración en cuestión.

4 - Concluye, por lo tanto, que el pensamiento contenido en la oración en cuestión no puede ser su denotación, sino el sentido de la misma.(en su forma lógica sería: 1- a ‘o’ b; 2 - no a; 3- entonces b).

(*2) Esto último lo deduzco de su ejemplo en el cual personas con diferentes profesiones se representan imágenes distintas de un nombre que determinado.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©