Filosofía del Lenguaje - Guías.

GUIA Nº2 - Lenguaje y realidad - Quine y Carnap (II)


Filosofía del Lenguaje
Prof. Tit.: A. Moretti
1998 - Carrera de Filosofía - UBA



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Cuarta fase: esta surge cuando el niño crea, predicando determinados atributos de determinado términos generales, términos que no son verdaderos de nada, o que no tienen referencia, pues tales cosas existen, pero no con esas propiedades, por ejemplo: perro verde.

Quinta fase: surge cuando, de la aplicación de términos relativos a términos singulares, se obtienen compuestos que difieren mucho de los apreciados en la etapa anterior. A diferencias de los términos tales como "perro rojo" (un objeto observable al que se aplica un término componente) los cuales si no son observados es porque no existen; estos compuestos (tales como "mas pequeño que la más pequeña de las manchas visibles") aunque no sean observables, pueden existir.

Sexta fase: en esta fase, a diferencia de la anterior, se introducen términos que hacen referencia a entidades abstractas (singulares abstractos como "circularidad", "animalidad", etc.).

Según Quine, la explicación de como se produce la transición hacia la referencia abstracta en la última fase, puede apoyarse en los términos de masa, los cuales pueden ser aprendidos ya en la primera etapa, y que en la segunda no son individualizados espaciotemporalmente. Al "convivir", por decirlo así, junto con los términos individuativos y singulares (estos últimos con los que quizás haya surgido), los términos de masa ya podrían ser asimilados en cierta forma con los términos singulares abstractos.

Además, dice Quine, los términos de masa que indican color, tales como "Verde", ayudan mucho al niño a llegar a esta sexta fase. Pues esta clase de términos se dicen de cosas que no son en su totalidad de ese color, por ejemplo, zapallitos verdes. Al percatarse más adelante de este hecho (cuando ya adquirió el esquema conceptual de la individuación y de los objetos físicos perdurables), el niño se ve obligado a pensar el "Verde" de dos maneras diferentes: como materia verde y como cosas verdes, que pueden ser principalmente de otro color (en el caso de los zapallitos, Amarillo). Verde pasa a ser, entonces, un término de masa y también un término general concreto. De ahí, por analogía con otros términos, hay sólo un pequeño paso hasta llegar a los términos singulares abstractos.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©