Filosofía del Lenguaje - Guías.

GUIA Nº4 - Teoría de la verdad - Platts, Tarski y Ramsey (IV)


Filosofía del Lenguaje
Prof. Tit.: A. Moretti
1998 - Carrera de Filosofía - UBA



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

c) El que una oración como la antes mencionada expresa una verdad relativa al castellano, se ve de forma patente si en los lados de la oración se encuentran oraciones de diferentes idiomas que expresarían lo mismo. Por lo cual la oración-(R) cumple entonces una función de traducción. Es decir, la oración-(R) pasa a cumplir la función de traductora de lo que se encuentra en el lado izquierdo (LI) de la misma (digamos una oración del inglés entre comillas, la cual designa una oración en castellano) a la oración que se encuentra en el lado derecho (LD) (digamos una oración en castellano, la cual está usada y, por lo tanto, no está entre comillas). Ahora, este mismo formato se da en oraciones-(R) en un mismo idioma. Pues el sentido de la oración entre comillas del LI debe ser el mismo que el de la oración del LD si se pretende que la oración-(R) sea verdadera en determinado idioma; este tipo de traducción es denominada homofónica. Por esto la oración-(R) expresa una verdad contingente relativa al castellano. Pues, por ejemplo, la oración "el pasto es amarillento" podría no haber designado el hecho en el mundo por el cual efectivamente el pasto es amarillento.

3) Explique las razones por las cuales la definición de verdad para las oraciones del lenguaje natural no pueden darse ni mediante el método de generalizar la fórmula de Ramsey ni mediante el método de confeccionar una lista de oraciones-(R).

- Si generalizamos la fórmula de Ramsey, por ejemplo agregando el cuantificador universal ((p) ("p" es verdadera si p) la misma podría leerse interpretando que "(p)" sea igual a decir "para todos y cada uno de los objetos p", esta sería una lectura objetual de la generalización. Según Platts, con esta lectura de la fórmula la generalización estaría mal formada. En primer lugar porque supone como válido el que las oraciones sean nombres (pues "p" en el LD estaría usada y no mencionada), pero esto implicaría que estuviera claro que exista algún objeto que las oraciones nombran, cosa que no es así. En segundo lugar, aunque el problema anterior sea superado, surgiría el problema de la manipulación de la ocurrencia mencionada de "p". Según Platts, para que la fórmula esté bien formada, tendría que haber un tipo de objeto que las ocurrencias de "p" se consideren que nombran en la fórmula generalizada. Habría que considerar a las comillas, entonces, como operando sobre una expresión que nombra un valor de verdad (o un estado de cosas) para que produzcan una expresión que nombra una oración determinada. Esto no le parece tampoco a Platts demasiado coherente, por lo tanto, termina concluyendo, el cuantificador de la fórmula generalizada no puede ser objetual.
Otro tipo de lectura surgiría si utilizamos el cuantificador existencial: " x)(Fx)"), lo que equivaldría a decir: existe un nombre que cuando está concatenado con el predicado "F", produce una oración verdadera. Pero el problema obvio que surge aquí es el estar utilizando la verdad para definir la verdad. Mucho menos se podría considerar, según Platts, la posibilidad de tratar a (R) como un esquema, pues, de la misma forma en que ocurre con el caso anterior, la noción de esquema se aplica en términos de verdad.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©