Filosofía del Lenguaje - Guías.

Trabajo Final - Sobre la supervivencia y la verdad (III)


Filosofía del Lenguaje
Prof. Tit.: A. Moretti
1998 - Carrera de Filosofía - UBA



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

La opinión II sostiene, al menos, que no tenemos razón alguna para pensar que nuestras teorías son verdaderas. Es decir, si al sostener la posición II optamos por la segunda parte de la disyunción allí planteada, no tenemos necesidad de pensar que nuestras teorías científicas mejor demostradas son falsas, sino que no hay razón para pensar que son verdaderas.

Suponiendo como correcta la razón a) que Putnam proporciona, se ve, con lo anterior, que el afirmar la posición II no implica necesariamente lo afirmado por Putnam en b), es decir, que nuestras teorías son falsas. Esto es así, pues el no tener razones para afirmar que nuestras creencias científicas son verdaderas, no implica que las mismas no lo sean. Cuanto mucho, implica que no podemos saber si son verdaderas (tampoco si son falsas), pues no hemos encontrado razón alguna que nos lo confirme o verifique plenamente o de forma satisfactoria.

Podríamos decir entonces, que la posición expresada por Putnam en II, en contraposición con la posición expresada en I, no acarrearía necesariamente postular en nuestras mentes teorías falsas cuyas consecuencias son predicciones exitosas y creencias directivas verdaderas (b), sino que también se podría postular:

c) - Poseemos en nuestras mentes teorías, que desconocemos si son verdaderas o falsas, cuyas consecuencias son predicciones exitosas y creencias directivas verdaderas.

Pero supongamos que se da el caso en que la posición II afirmara que nuestras teorías en mente son falsas, al tomar partido por la primera parte de la disyunción, y que, por tanto, lo afirmado en b) sea correcto.

Ni siquiera en este caso parece estar justificada la creencia, o derivada en forma necesaria la conclusión pretendida: "Una cantidad suficiente de nuestras creencias son aproximadamente verdaderas, pues si no fuese así no hubiésemos sobrevivido".

La pregunta que revela esto es la siguiente: ¿porqué no podría darse una serie de coincidencias totalmente inexplicable que nos permitiera sobrevivir? Podría alegarse que esta pregunta es demasiado rebuscada o puntillosa para ser considerada y, consecuentemente, respondida; pero si no se la contesta, me parece difícil de aceptar la justificación, o las razones que Putnam da en favor de su creencia.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©