Cuestionarios - Metafísica

Cuestionario Nº9 - Pruebas de la existencia de Dios - Hume y Kant (II)


Metafísica
Prof. Tit.: E. Rabossi
1997 - Carrera de Filosofía - UBA




Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

C - En el caso de que aceptemos lo que niega 2, no hay razón para privilegiar como modelo del universo, entre todas las partes componentes del mismo, a la naturaleza y/o al pensamiento humano.

En el texto de Kant el argumento teleológico se identifica casi sin diferencias con el fisicoteleológico (*6) el que se basa en lo siguiente:

A - En el mundo se encuentran por todas partes indicios de un orden según un propósito determinado, el cual ha sido realizado con gran sabiduría y en un universo de variedad tan indescriptible en su contenido como ilimitada magnitud en su extensión;

B - este orden conforme a fines es extraño a las cosas del mundo, y sólo se encuentra en ellas de modo contingente; es decir, la naturaleza de cosas distintas no podría por sí misma converger, a través de tantos medios, en un objetivo final determinado si esas cosas del mundo no hubiesen sido elegidas y dispuestas precisamente para ello por un principio racional y ordenador de acuerdo con unas ideas básicas;

C - existe, pues, una causa sublime y sabia (o varias) que ha de ser la causa del mundo, no sólo mediante la fecundidad, como naturaleza onmipotente que actúa ciegamente, sino mediante la libertad, como inteligencia;

D - la unidad de esta causa puede inferirse con certeza a partir de la unidad de la relación recíproca existente entre las partes del mundo consideradas como miembros de una construcción artificial, basándose en los elementos hasta las que puede llegar nuestra observación; más allá de ésta sólo podemos, en cambio, inferirla con probabilidad, de acuerdo con todos los principios de la analogía.

(*6) A menudo se distinguió en la prueba teleológica entre un aspecto físico y una metafísico. Físicamente la prueba se apoya en el orden y en la armonía del mundo, el cual, además, se estima difícil, o imposible, de explicar a menos de recurrir a la noción de una finalidad. Metafísicamente la prueba insiste en el paso necesario de lo contingente (que no parece tener en sí mismo ninguna finalidad) a lo necesario. Sin embargo, aunque el aspecto metafísico de la prueba parezca ser el predominante, no ocurre así la mayoría de las veces, ya que las demostraciones dadas en el orden metafísico no implican necesariamente la introducción de la noción de finalidad. Por ello, autores como Kant han examinado la prueba teleológica en el sentido de una físico-teología.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©