Norma Risso - Investigadora Asociada - Andinia.com.

Análisis de Películas

Vivir su vida (III)



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

La visión del mundo parisino, de los espacios urbanos como cafés, estaciones, calles, bares, interiores de departamentos desolados o con el orden y los elementos esperables, manifiesta su sello de etnógrafo. Este cine de Godard es como un corte de un espacio–tiempo en el cual su cámara, cual ojo atento, entra a estudiar, a diseccionar, a tratar de conocer un territorio nuevo inexplorado, aún mostrando toda su sordidez.

El tratamiento que da al personaje protagónico es sumamente respetuoso, tanto en el contenido, como en la forma. Se deja ver una Nana que prostituye su cuerpo pero mantiene su alma intacta, sin entregar. En ese sentido, la inclusión del diálogo con el filósofo, si bien puede pecar de extremadamente discursivo, se justifica para terminar de delinear al personaje que interpreta Anna Karina.

Se podría decir que estamos frente a una estética de la concisión. Si bien en ese cine se advierte una combinación de imágenes, reflexiones y guiños, que uno puede ver o no, interpretar o no ( los carteles callejeros, cuando sale a hacer travelling, por ejemplo) y relacionar libremente, se concluye que el todo sólo podrá encontrarse en las partes.

Así, Godard convierte al espectador en su cómplice, se pone de nuestro lado y “mira” a través de la cámara junto con nosotros.

Y, aunque todo el film parezca casual y trasunte una espontaneidad de documental, el espectador nunca duda de que está en presencia de verdadero Arte.

Más información:

Ciencias sociales.

Cursos relacionados.

Bibliografía.

Exploración e investigación.

Artículos y textos de Andinia.com.

Compra y venta de equipo.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©