José Antonio Navarro Pérez

Infinito, tiempo, metáforas y sol (VIII)

Por José Antonio Navarro Pérez y Aldo Mazzucchelli et. al.


Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Aldo Mazzucchelli escribió:

Estimado L.

escribes:

Finalmente no creo que la concepción clásica del paso del tiempo sea una “metáfora básica enraizada en el propio cerebro": la imaginación humana es muy sorprendente.

está bien que no te lo creas... yo no me creo casi nada tampoco.

Pero, a mi entender, aquí no se trata sólo de lo que uno cree o deja de creer (aunque estemos en filosofía....), sino de considerar la evidencia recogida por otros que están estudiando estos temas con seriedad, tiempo, y experiencia acumulada.

En el caso que nos ocupa, existe evidencia experimental que parece mostrar concluyentemente que el cerebro está efectivamente configurado de tal modo que determinados sucesos experimentados por cada individuo adquieren una vinculación tanto conceptual como física, en su existencia cognoscitiva y física, a la vez.

Por ejemplo, la emoción ligada con sentirse protegido, y la percepción del calor de otro ser humano; o por ejemplo, la experiencia de sucesos perceptuales sucesivos, y la noción de "tiempo"; etc.

Apuntas antes, y no comparto, que

”El tiempo no es un marco externo en el que suceden las cosas, sino que forma parte íntima de los sucesos."





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©