José Antonio Navarro Pérez

Infinito, tiempo, metáforas y sol (XI)

Por José Antonio Navarro Pérez y Aldo Mazzucchelli et. al.


Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

b) Los investigadores no son almas puras que se dedican a la ciencia por amor a la verdad, sino personas que tienen que resolver también sus problemas económicos. Las líneas de investigación no se eligen siempre por creer en ellas, sino que se eligen también por ser las que mayor presupuesto atraen. Este problema empeora si, además de la subvenciones públicas, hay que atraer a la inversión privada como ocurre en los Estados Unidos. El problema final es vender la utilidad de las investigaciones desarrolladas para seguir contando con el respaldo inversor. No hace tanto tiempo saltaba a los medios de comunicación el que se reveló como el disparate de la fusión fría. Por lo tanto, hay que escuchar con bastante escepticismo cualquier declaración de descubrimiento, aunque esto no prejuzgue el acierto de los investigadores que aquí se están considerando.

c) Estamos en la sociedad del espectáculo y los medios de comunicación de masas son sus principales maestros de ceremonias. De nada sirve llevar a cabo una investigación útil si no se logra salir en dichos medios, aunque para ello haya que desfigurar un poco las conclusiones reales del estudio. Así tenemos otro disparate mediático como el que se refería a que se había realizado un experimento en el que se superaba la velocidad de la luz, saliendo una partícula del aparato antes de haber entrado (y todo por no distinguir la velocidad del paquete de ondas de la velocidad de grupo, con lo que no había problema alguno con la relatividad). Por lo tanto, aún siendo ciertas las conclusiones, pueden no ser veraces las interpretaciones de las mismas.

El que "el mundo de los sucesos no tiene tiempo, sólo sucesiones" es una contradicción en si misma ya que una sucesión presupone una ordenación temporal real. El que las sucesiones de sucesos generen en nosotros la sensación de tiempo vivido no implica que estemos limitados para desarrollar otros tiempos a nivel abstracto. Así la "vinculación entre la sucesión de sucesos perceptuales sucesivos y la noción de tiempo", puede decirse que es otra forma de presentar los dos planos anteriormente citados: uno es el tiempo psicológico (tiempo vivido), frente al otro, el tiempo físico (conceptualizado abstractamente dentro de la teoría que le da cabida). El que tengamos una determinada experiencia personal del tiempo no parece limitación para que podamos construir un concepto de tiempo de la forma que queramos. Si no, todo sería muy kantiano.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©