José Antonio Navarro Pérez

Infinito, tiempo, metáforas y sol (XIII)

Por José Antonio Navarro Pérez y Aldo Mazzucchelli et. al.


Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Aldo Mazzucchelli escribió:

Estimado L, gracias por tu amable respuesta. Paso a comentar algunos detalles.

Si se sacan las afirmaciones fuera del ámbito en el que están hechas para llevarlas a cualquier otro plano, siempre se las podrá descalificar.

Estoy de acuerdo. No me doy cuenta si yo incurrí en ese usual pecado dialéctico, pero estoy dispuesto a rezar los padrenuestros necesarios, si tu me indicas cuántos (y por qué).

Lo que quería expresar con la afirmación de mi falta de fe respecto a que la concepción clásica del tiempo esté insertada casi físicamente en nuestro cerebro es que se están mezclando dos planos que deberían estar separados: una cosa es el soporte básico de nuestro cerebro y sus mecanismos básicos asociados, y otra lo que se pueda alcanzar a idear a alto nivel. Para decirlo con una analogía(...).

Entiendo, y creo que comparto. Pero dejame decirte ahora mi punto: yo no creo ni por un instante que haya que reducir el dominio existencial (y fenomenológico) de la vida consciente a una explicación física o neurológica. Si eso es lo que ha trascendido de mis mensajes al respecto, lo deploro. Lo que quiero decir es que nada nos impide mostrar un correlato verosímil, para nuestra vida consciente o 'mental', en el nivel o dominio de lo corporal, ayudando de ese modo a disolver un dualismo central a nuestra cultura occidental, que ha ayudado poco a una comprensión e inserción no tecnológica en el mundo. Correlato, digo. No digo que uno es causa de lo otro.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©