Conozca el Gea.

Demostrar la inexistencia de los dioses (IV)



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

2.- Aunque los creyentes afirmen que los dioses, como seres reales, están fuera del alcance de la capacidad intelectual humana, el concepto que se utiliza para referirse a ellos no lo está y es por lo tanto juzgable desde nuestra racionalidad.

Dios no puede estar totalmente fuera de la capacidad intelectual humana, porque entonces nada podríamos saber ni decir de él. Sí sobrepasa nuestra capacidad en el sentido de que nuestro conocimiento de él, aunque verdadero, es siempre imperfecto y pobre, analógico.

3.- Frente a la comparación del círculo cuadrado para referirse a la demostración de la inexistencia de los dioses a través de su incoherencia interna, me gusta utilizar la de la esfera con esquinas ya que le da más plasticidad a la imagen. Aunque matemáticamente se puede demostrar que ninguna esfera tiene esquinas, siempre habrá alguien que pregunte si hemos revisado todas las esferas para descartarlo con tanta seguridad.

Sólo falta ver las contradicciones correspondientes.

4.- Si consideramos que no son los conceptos individuales los que se confrontan con la realidad, sino las teorías en su conjunto, la pregunta correcta no es tanto si existen dioses, sino si las religiones que les dan cabida superan con éxito dicha confrontación con la realidad. El tema es opinable, pero, a mi entender, no la superan ya que quedaron encerradas en la utilización de conceptos de tipo mítico correspondientes a épocas menos desarrolladas intelectualmente que la actualidad. Como ejemplo podemos poner el del trío pecado-culpa-castigo, que hoy en día pondríamos más acertadamente como error-ignorancia-educación, siguiendo el intelectualismo moral de Sócrates que, en esto, es bastante más moderno que las religiones.

Al parecer, el criterio de lo "moderno" no es cronológico, porque Sócrates era moderno. Pero eso es contradictorio, porque "moderno" sí es una palabra "cronológica", que quiere decir más o menos "actual", "contemporáneo". De lo contrario, lo "moderno" quedaría definido por una esencia intemporal, es decir, por una filosofía determinada que podría haberse dado en cualquier época, por ejemplo, en la de Sócrates.

Pero eso pugna con lo de "quedarse" en "épocas menos desarrolladas intelectualmente", que evidentemente alude a una visión evolucionista y progresiva, en la que lo posterior es mejor porque es posterior.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©