Conozca el Gea.

Posibilidad y necesidad (IX)



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

La ley natural así revelada sobrenaturalmente no es ningún capricho, sino que depende del ser mismo de Dios, que no depende de la voluntad divina.

No es tampoco que Dios sea por ello prescindible por lo que toca a la ley moral natural, puesto que esa ley no es más que la participación en la creatura racional de la misma Ley Eterna que se identifica con Dios mismo. Es como si dijéramos que puesto que tenemos el calor podemos prescindir de la fogata.

Finalmente, decir que es lo mismo decir Dios o los dioses es no haber captado aún totalmente la cuestión. Comparados con el Dios del monoteísmo, "los dioses" no pueden ser otra cosa que creaturas. No es un problema de número ¿uno o muchos? Es la diferencia entre el Infinito y los seres finitos. "Los dioses" son finitos, porque son muchos, varios, más de uno. No puede haber distinción sustancial donde no hay limitación, al menos por parte de uno de los distintos. Son nuestros límites los que nos distinguen de Dios y entre nosotros. Y son sus límites los que distinguen a "los dioses" entre ellos.

Saludos cordiales

Néstor Martínez.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©