El Gea

El Güeyu Deva (VII)


aportando al otru llau del espeyu

Por José Luis del Río Fernandez - Xesús Fernando Manteca Fraile - Isidro Baides Morente - Juan José Alonso.


Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

La técnica

Empleada por nosotros en la exploración de los pasajes sumergidos de las cavidades sigue la forma de equipamiento y la práctica británicos. Surge así en estos últimos años lo que podríamos denominar la escuela astur-británica de espeleobuceo. Las razones de ello hay que buscarlas, primero, en la tradicional presencia en Asturies de equipos británicos de espeleología. De ellos y no de los españoles, tuvimos el mejor apoyo y escuela a la hora de comenzar a aplicar las técnicas de espeleobuceo a nuestros trabajos de exploración espeleológica. En este sentido, la colaboración con el Cave Diving Group of Great Britain (que comienza con la Cave Diving Group Expedition Asturies'94) representa un hito esencial. Además hay que contar con la semejanza de las características de los sifones asturianos y británicos, con sus condiciones de agua permanentemente turbia y sus estrecheses, lo que hace que sean totalmente necesarias, no ya solo una distribución del material muy distinta de la que se emplea en la mar, sino también unas técnicas especiales de progresión. Pero, por encima de todo, nos une la filosofía que sostiene esta actividad: los espelobuceadores no somos "buceadores" que entramos en las cuevas, somos verdaderos espeleólogos que simplemente empleamos ciertas técnicas SCUBA para avanzar en nuestras exploraciones. Somos lo que se dice "sump divers", al contrario de lo que los americanos conocen por "spring divers"; para nosotros, el pasar un sifón no se diferencia en nada de bajar un pozo empleando las técnicas de progresión vertical: debajo de las aletas calzamos botas.

Espeleologia y exploracion: espeleobuceo.

Cuando entramos en una galería sumergida es fundamental la instalación de un cordel-guía que nos una con el exterior. Pero este cordel no puede tirase a la deriva. Tiene que ir por el lugar más adecuado para facilitarnos un regreso seguro y fiable. En el buceo en aguas abiertas, si se presenta un problema, es suficiente con subir a la superficie, pero si esto pasa cuando estamos confinados en una galería bajo el agua la única solución es -la mayor parte de las veces- volver por donde vinimos para alcanzar el aire libre. Y lo único que nos indica el camino es la línea de vida, como el Hilo de Ariadna".

Espeleologia y exploracion: espeleobuceo.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©