Conozca a los creadores de Andinia.com

Para dejar de fumar no hay excusas (II)



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

También se pueden escuchar habitualmente como, medio en broma medio en serio, los fumadores suelen hacer referencia a nuestro carácter “mortal” como un justificativo más de su adicción al tabaco, con frases como las siguientes:

“lo dejaría, pero de algo hay que morirse...”

“los placeres hay que dárselos en vida...”

Sin embargo, aquellos que luego pierden a causa del tabaco la laringe, los pulmones, padecen cáncer de diversos tipos, tienen disfunciones sexuales que no hacen públicas, sufren de ansiedad, o una de las enfermedades o problemas de salud de la lista casi interminable asociada al uso del tabaco, y pese a sufrir alguna de estas calamidades sobreviven / malviven, suelen cambian rápidamente de opinión respecto de aquel “de algo hay que morirse...” y maldicen el vivir de una forma tan penosa simplemente porque ellos lo quisieron...

Otras veces escucho como se lamentan de su suerte, del ser fumadores, mientras con un cigarrillo en la mano, luego de exhalar melancólicamente una bocanada de humo dicen:

“me gustaría dejar de fumar, lo haría, pero nunca me decido...”

“lo dejaría, pero me calma los nervios, me tranquiliza fumar...”

“sé que hace mal, pero no puedo dejarlo...”

Sí, se me dirá que las compañías tabacaleras, las políticas a favor o en contra de los gobiernos y asociaciones de defensa del consumidor, las presiones social y el aparato de propaganda publicitaria que incita al consumo son otros elementos de mucho peso que ayudan a transformar al fumador en fumador, al margen de su voluntad.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©