El Gea

La globalización de la Nación (II).

Por Nieves y Miro.


Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Si hoy es cierto que la soberanía estatal esta en declinación, no es menos cierto que la soberanía como tal ha tomado una nueva forma que se nos aparece como un ensamble de organismos nacionales y supra-nacionales unidos por una única lógica regulativa. Y es esta nueva forma de soberanía global la que ha venido configurando el "Nuevo Orden Internacional" que, de acuerdo a Antonio Negri, es el síntoma primario del Imperio por venir y que debemos entenderlo como algo completamente diferente del "Imperialismo" propio de los siglos 19 y 20. Un elemento clave para el colonialismo europeo y su subsecuente expansión económica fue, sin lugar a dudas el desarrollo del Estado Nacional. Sus limites territoriales permitían definir el centro de poder desde el cual gobernar los territorios extranjeros a través de canales y barreras que facilitaban u obstruían la producción y circulación de mercancías. En el fondo, podríamos decir, el Imperialismo Europeo fue la expansión de la soberanía del estado nacional más allá de sus limites y el uso de esta soberanía para imponer separaciones territoriales jerárquicas tendientes a resguarda la pureza de su identidad y mantener la exclusión de lo "otro".

El "Nuevo Orden" surge a partir de la declinación de esta noción modernista de soberanía. Su fuerza ya no radica en limites ni barreras fijas, como tampoco en el establecimiento de centros territoriales de poder. La mejor forma de concebirlo es como la un aparato regulador deterritorializante que progresivamente va incorporando al mundo entero dentro de sus crecientes fronteras. Este es un "Orden" capaz de manejar jerarquías flexibles, intercambios múltiples e identidades híbridas a través de una variada red de comandos. Lo que hoy estamos presenciando, en verdad, es el paso del imperialismo moderno al mercado mundial, lo que señala modificaciónes significativas dentro del modo capitalista de producción. El Capital contemporáneo, como dicen Negri y Hart pareciera estar encarando un "mundo definido por nuevos y complejos regímenes de diferenciación y homogenización, deterritorializacion y re-territorializacion". O lo que es lo mismo, la formación de nuevas aperturas y limites ocasionados por estos recientes flujos globales, a sido acompañado por la transformación de los procesos productivos dominantes, cuyas consecuencias es posible apreciarlas en la disminución de la importancia de la fuerza laboral industrial y el lugar privilegiado dado a las actividades comunicativas, co-operativas y afectivas. Ciertamente, en la economía global la ganancia se orienta a la producción "bio-política", a la producción de la vida social misma, en donde lo económico, político y cultural se entrecruzan.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©