Conozca a los creadores de Andinia.com

Contaminación o polución lumínica (II)



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Ante este tipo de cosas la reacción más habitual es pensar “¡¡qué estúpido bicho!!” o “pobre bicho...”. Sin embargo deberíamos pensar “¡¡que humanos estúpidos!!” o “pobres humanos...”, ya que una de las hipótesis más sólidas respecto del por qué de la actitud de estos insectos nos explica que suelen confundir la luz de las lámparas, las luces delanteras de los vehículos, etc., con la de Luna.

En efecto, hace muy poco tiempo (los humanos somos un segundo en la historia del planeta Tierra) muy probablemente lo más normal fuera que sólo la Luna brillaba lo suficiente para un insecto como para atraerlo, lo que ahora suele hacer una simple lamparita. Por lo tanto la Luna, su luz, les servía quizás para orientarse, o tal vez para activar ciertos patrones migratorios.

Pero la contaminación lumínica no sólo afecta directamente a los animales “no humanos”, sino que lo hace también con los propios hombres.

Existen muchas personas que padecen insomnio. Una de las causas directas del sueño o la ausencia de él es el nivel de exposición a una fuente de luz, ya no de los ojos, sino de cualquier parte de la piel. Se a probado que el cuerpo humano, al igual que el de otros mamíferos, reacciona a la luz que recibe, y modifica nuestras actitudes y nuestro metabolismo en consecuencia.

En muchos casos se a solucionado este problema de salud de raíz aplicando terapias que buscaban acostumbra nuevamente su cuerpo a un período de luz-oscuridad acorde con el que realmente deberían experimentar de forma natural, de acuerdo a lugar del mundo en el que viven.

Barcelona, España.
La belleza de la luz tiene su lado oscuro...




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©