Cuál elegir ¿Montañismo o senderismo? (I).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Si usted está pensando en empezar a desarrollar alguna actividad al aire libre que no requiera de equipo especializado y que pueda llevarse a cabo en casi cualquier lugar, muy probablemente deba elegir entre montañismo y senderismo. La pregunta es ¿cuál le convendrá más?

Para contestar a esto primero debemos tener claro las diferencias entre estos dos deportes al aire libre. Lo más común es pensar en que la diferencia evidente entre el montañismo y el senderismo o trekking radica en que en el primero hay que “escalar o caminar cuesta arriba, hacia un pico”, mientras que en el segundo simplemente se “camina o anda por una senda que atraviesa un bosque”. Sin embargo la diferencia es mucho más sutil de lo que se suele creer, ya que al practicar andinismo, por ejemplo, habitualmente se realizan caminatas por sendas, y al practicar senderismo o trekking muchas veces también se sube, se escala o incluso se alcanzan picos de montaña.

La Patagonia.
Senderismo en el contexto de una
expedición exploratoria de ciertos
parajes de la Patagonia.

Pero la verdadera diferencia que se aprecia entre el montañismo y el senderismo es su nivel de dificultad. Estos niveles de dificultad variarán desde los más difíciles y exigentes en cuanto a preparación previa, uso de equipo y provisiones, estado físico y conocimientos necesarios que abarcan el montañismo de expedición, o la exploración de zonas montañosas inexploradas; hasta los niveles más simple del senderismo o trekking que puede llevarse a cabo utilizando calzado y vestimenta normales, y que puede realizar casi cualquier persona que quiera disfrutar de la naturaleza durante un corto lapso de tiempo, en regiones conocidas como algunas sierras o campos de Europa o Estados Unidos.

Entre estos dos niveles de dificultad, existen opciones intermedias como pueden ser las que denominaremos “montañismo clásico” y “senderismo clásico”.

Con montañismo clásico hacemos referencia a aquel que persigue liza, y no tan llanamente, el alcanzar un pico o cima determinada, para luego volver, bajar el mismo día antes de que se haya ido el sol. 
Mientras que la practica del senderismo clásico busca más el disfrute del andar, pasear o recorrer sendas que pueden o no discurrir entre bosques o zonas montañosas, llanuras o zonas áridas, y que se desarrolla también durante las horas de luz de un mismo día.
Para realizar cualquiera de estas dos actividades con un mínimo de seguridad será necesario conocer la región y disponer de mapas, brújula o GPS, mochila y vestir ropa y calzados adecuados.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©