Norma Risso - Investigadora Asociada - Andinia.com.

Audiovisual analizado: “Los Simuladores” (V)


Análisis y Crítica de la Producción Audiovisual
Trabajo Final

Por Norma Risso
Lic. Ciencias de la Educación 
Lic. en Comunicación Social


Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Nuevos héroes urbanos, bien porteños, la serie los muestra seguros, con el objetivo bien definido, serios, sin ser solemnes, y esbozando una confiable sonrisa al final de cada bloque.

Transmiten la certeza de que serán, una vez más, los triunfadores. 
Encargados de crear realidades a medida del cliente y capaces de solucionar hasta los problemas más increíbles, están siempre del lado de los desamparados, aunque no lo hagan por amor, sino por dinero.

Cuando se reúne el equipo de Simuladores, al comienzo, para analizar los insumos necesarios a fin de llevar a cabo el operativo (nombre que el grupo le asigna a las acciones necesarias para resolver el caso), cada personaje, constituido a esta altura en un estereotipo, dice lo suyo con precisión, soltura y dominio profesional. Las intervenciones son cortas y claras, con una cámara que acompaña con primeros planos certeros.

Pero no todo en el unitario nacional resulta tan claramente planificado y cumplido como en los Operativos del grupo de inteligencia en cuestión. En ocasiones, sobrevienen diálogos increíbles en boca de personajes cuya extracción social los contradice(*2), se deslizan desprolijidades(*3) que evidencian una posproducción, sino escasa, por lo menos desatenta o presurosa, se merodea cerca de lo cursi en escenas lindantes con el melodrama(*4) y se llega a lo chabacano o de franco mal gusto(*5) en algunas intervenciones. Son riesgos que corre este tipo de productos de la TV local, más acuciada por los tiempos impuestos por el medio o la rentabilidad, que preocupada por el producto final.

Costo que paga Szifrón y su equipo por el atrevimiento de pretender imponer una serie de estas características, desde un Canal comercial de TV abierta y en épocas de crisis económica como la actual.

Las historias, protagonizadas por diversos actores invitados, van desde un hombre cuyos hijos son amenazados de muerte por un prestamista al que le debe plata, hasta un ficticio presidente de la Nación (Héctor Bidonde) que sufre de impotencia sexual y cuya esposa (Marita Ballesteros) contrata los servicios del grupo. Desde un pintor venido a menos (Claudio Risi) que requiere de las tareas del comando debido a que su esposa (Carola Reyna) lo acaba de abandonar por el desgano con el que vive su vida(*6), hasta un adolescente (Nazareno Casero) que debe rendir siete materias en cinco días y así evitarle a su madre enferma el disgusto que podría costarle la vida(*7).

(*2) Albañil boliviano del Capítulo 6 conversando con su esposa.
(*3) En el Capítulo 6, al presentar al personaje del Presidente se dice que en su juventud tocaba el violoncello y luego se lo hace aparecer tocando el contrabajo.
(*4) La mujer del pintor deprimido en el Capítulo 3, llorando al encontrar el cuadro que tanto defendía el esposo.
(*5) Las expresiones groseras o desubicadas del padre de la joven que los contrata en el Capítulo 4.
(*6) En este caso el grupo se encargará de cambiar la apariencia física del pintor y armar un asalto ficticio que cumplirá con el objetivo: encender nuevamente la llama de la pasión de su esposa.
(*7) Aquí el padre del joven contrata al grupo a quien paga generosamente, mientras el adolescente termina queriendo formar parte del grupo y, como no lo logra, emprende su propia pequeña empresa de simulación, un final con humor que deja la puerta abierta para otros relatos.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©