Norma Risso - Investigadora Asociada - Andinia.com.

Audiovisual analizado: “Los Simuladores” (VI)


Análisis y Crítica de la Producción Audiovisual
Trabajo Final

Por Norma Risso
Lic. Ciencias de la Educación 
Lic. en Comunicación Social


Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Devenidos mosqueteros criollos todos los miércoles a las 23, esgrimen lo legítimo como arma contra lo legal, para deleite de un público que fue creciendo con la mejor crítica posible: la recomendación boca a boca.

Tampoco se privan de nada y logran que más de un villano vuelva a la buena senda, se redima y haga méritos, luego del accionar del grupo.(*8)

La creación de Damián Szifrón no esconde la influencia de la famosa serie norteamericana “Misión imposible”, pero aquí no hay secretos militares ni cuestiones de espionaje, sino problemas domésticos, menores, puntuales, de carácter apenas cotidiano.

Por otro lado, las historias no siempre tienen un final feliz, vale como ejemplo el cliente que conseguía que su mujer lo dejara, sólo para descubrir que su amante ya tenía otro hombre, en un capítulo en el que el guionista y director (hombre de cine, sin duda) le hace un guiño a su público permitiéndose reformular el final de Casablanca.

Profesionales del engaño, Los Simuladores vienen a recordar que nunca hay que creer en las apariencias y que la astucia y la inteligencia, más un toque de audacia, pueden revertir cualquier situación por problemática que parezca.

Parece ser que esta necesidad de ayuda que tiene la gente, puede actuar como el gancho que suma público al ciclo y hace que los trece capítulos iniciales deban ser repetidos, mientras se aguarda una segunda y prometida temporada.

Editada con un montaje dinámico, diálogos breves y combinación adecuada de relatos y acción, se vale de la inserción de fotos fijas, cuando resulta funcional a lo narrado, sin descuidar la iluminación conveniente ni desestimar la voz en off de alguno de los protagonistas(*9) cuando lo exige trama.

Con cierta precisión minimalista, de las más variadas formas, el director y su gente, consiguen la complicidad del espectador, lo ponen de su lado(*10) y “hacen justicia”, a través de la cámara, con el relato de una historia tan simple como increíble y junto con la gente que los mira y admira.

Como afirman Barbero y Rey “la ciudad informatizada no necesita cuerpos reunidos sino interconectados(*11). Sin duda Los Simuladores lo logran con una cierta clase de argentinos que alimenta sus fantasías cada semana cuando sueña con resolver sus problemas cotidianos mágicamente.

(*8) Cuando el comisario corrupto, tentado por la promesa cierta de la vida extraterrestre y de pertenecer a un grupo norteamericano que investiga el tema, cambia sus prácticas delictivas. O cuando el prestamista usurero, convencido de haber salvado milagrosamente su vida, termina abandonando su actividad.
(*9) Recurso narrativo usado, por lo general al principio del capítulo, cuando el grupo pone en común lo investigado hasta allí acerca del cliente que los contrata o cuando se planea la acción. Cumple con la función de explicar la historia, sintetizar los hechos, evitar luego acciones innecesarias.
(*10) Cuando algún personaje en primer plano, cuenta su historia y lo hace dirigiéndose a la cámara, rompiendo con ello la condición de voyeur del espectador, para hacerlo partícipe de ese relato.
(*11) “......lo que constituye la fuerza y la eficacia de la ciudad virtual, que entretejen los flujos informáticos y las imágenes televisivas, no es el poder de las tecnologías en sí mismas sino su capacidad de acelerar, amplificar y profundizar tendencias estructurales de nuestra sociedad.” Barbero, Martín, Rey, Germán, El ejercicio del ver, Cap. 34 “Oralidad cultural e imaginería popular”





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©