El Gea

La novedad en el Cine
Cuando los detalles son primarios (I).

Por Carlos Fraiman - El Sigma
Autor/Copyright del texto


Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Los detalles o elementos que a veces creemos secundarios en el cine dejan traslucir ciertas realidades que nos cuesta ver: el cine, con toda su magnificencia mágica, es una realización humana.

El Coliseo Romano, vibra a pleno en dos espectaculares producciones: en la arena, la vida y la muerte; hombres dispuestos a dar la vida, mientras las tribunas piden acción y muerte.

En la película "Ben Hur", la producción ejecutiva contrata a miles de actores, llamados extras, para que vibren apasionados al ritmo de la lucha desigual en la tensionante carrera que, tanto texto e imagen, dejaron como recuerdo. Cientos de soldados vestidos fastuosamente rodean y custodian el evento. Entre ellos, los que hacen sonar los clarines ante el ingreso de la corte imperial. Imagen grandilocuente que no deja ver lo que es una realidad: un soldado clarinetista, posee un reloj pulsera en la muñeca izquierda. Más adelante en el mismo film, pueden verse entre los fanatizados espectadores, dos botellas de Coca-Cola. Otra vez lo humano.

Si de Coliseo y actores extras hablamos, no podemos dejar de mencionar otra superproducción hollywoodense: "Gladiador". En ella, las imágenes muestran al público enardecido, sobre todo en la lucha final. Las tribunas están completas. Miles de voces reclaman por un triunfador. La tecnología se ha encargado del resto: veinte extras gritan durante cuarenta segundos, mientras son filmados digitalmente. Luego se escanean los colores, las vestimentas cambian de tonalidad vía programas de animación; aparecen algunas barbas donde no estaban, algunos pelos de más, y la imagen se repite una y otra vez hasta completar esas tribunas. La magia se humaniza y muestra sus grietas.

A propósito de quienes participan en los filmes a modo de extras, consideremos la película "Taras Bulba", dirigida por J. Lee Thompson, e interpretada por Yul Brynner y Tony Curtis, junto a Sam Wanamaker. Adaptación de la novela de Nikolai Gogol, llevada al celuloide en 1962, versión dramática de Romeo y Julieta, con un final impactante. Dado que la película se propone desarrollar una historia de amor rodeada de innumerables batallas a caballo entre cosacos y polacos, la producción decide armar un equipo de siete actores principales y diez técnicos, y viajar a la provincia de Salta, en Argentina, donde encontrarán un sinnúmero de gauchos a caballo dispuestos a colaborar con la filmación. Se reúnen mil setescientos extras con sus propios caballos, se realiza la producción fílmica, se agradece la colaboración y se realiza un asado para todos los participantes. Los actores principales quedan excusados de participar, porque debían partir de inmediato para el norte del continente por obligaciones contractuales.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©