El Gea

CONFERENCIA SOBRE LOS DERECHOS HUMANOS EN CUBA (XVII).

Por Felipe Pérez Roque, canciller cubano - 18 de abril del 2003.

(Versiones Taquigráficas - Consejo de Estado de Cuba)


Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Yo no coincido con eso. Y nosotros es verdad que hemos tenido que hacerlo ahora por razones excepcionales para evitar la creación de una situación muy peligrosa en Cuba, una crisis, un incidente migratorio al que aspiran los sectores que en Estados Unidos quieren una guerra con Cuba; para evitar una guerra, para salvar vidas, y hemos tenido que adoptar una dolorosa decisión, que no disfrutamos; todo lo contrario, pero tenemos sobre nuestros hombros la vida de millones de cubanos y de decenas de miles de norteamericanos que perderían sus vidas en una confrontación entre los dos países, es una guerra que duraría cien años. Entonces, nosotros estamos actuando para evitar que el plan destinado a crear una confrontación entre los dos países sea exitoso; hemos sido obligados y puestos en ese callejón sin salida.

¿Por qué Estados Unidos en vez de intentar manipular todo esto y de mentir miserablemente sobre este asunto, no devuelve a Cuba un solo secuestrador? Con uno ya se resuelve.

Cuando Cuba devolvió a Estados Unidos, después de advertirlo repetidamente, a dos secuestradores de un avión, en el año 1980, nunca más se desvió un avión norteamericano hacia Cuba, y resolvió un problema que había sido inventado contra Cuba como parte de las agresiones contra nuestro país. Cuba resolvió ese problema y libró a Estados Unidos de esa plaga; devolvió, después de advertirlo, a dos secuestradores y nunca más ocurrió. ¿Por qué Estados Unidos no hace lo mismo?

¿Qué es sino un estímulo a nuevos delitos de este tipo, el hecho de que la gente vea cómo se llega allí, los ponen en libertad, confiscan los aviones? En Estados Unidos todo el mundo vio en Cuba a Leonel Macías -un asesino que disparó para secuestrar una embarcación y llevarla para Estados Unidos en el verano de 1993, vive libre en Miami- asesinando a un oficial de la Marina de Guerra Revolucionaria.

Si esos potenciales secuestradores de naves o de aviones apreciaran que Estados Unidos no va permitir que lleguen, que los devuelve a Cuba, que elimina la Ley de Ajuste Cubano, que cumple con dar las visas prometidas en el Acuerdo Migratorio que, como ya vimos, han dado 700 visas, transcurridos seis meses. El otro día dije 500 a los cinco meses; ahora digo 700 a los seis meses, y debían andar ya por 10 000, al menos.

Entonces, ¿por qué nosotros debemos actuar de la manera que hemos hecho? Porque hemos sido obligados. Y responsabilidad de la pena de muerte a estos secuestradores violentos recae por entero sobre la política de desestabilización contra Cuba, sobre el gobierno de Estados Unidos que no cumple sus responsabilidades.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©