El Gea

CONFERENCIA SOBRE LOS DERECHOS HUMANOS EN CUBA (XVIII).

Por Felipe Pérez Roque, canciller cubano - 18 de abril del 2003.

(Versiones Taquigráficas - Consejo de Estado de Cuba)


Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Ahora me queda, finalmente, como botón de muestra, citar otros dos temas.

En 1989, la Corte Suprema de Estados Unidos falló que "no era anticonstitucional ejecutar a retrasados mentales". Estados Unidos aplica la pena de muerte no solo a menores de edad, sino a retrasados mentales, y mayormente a negros y pobres; y a extranjeros, sin permitirles acceso consular a sus embajadas.

¿Por qué esa conducta nunca ha sido examinada en Ginebra? En Cuba no ocurre absolutamente nada de esto: ni menores de edad, ni mujeres, ni retrasados mentales; solo excepcionalmente, y en una circunstancia como la actual.

Y voy a leer lo último, del Informe de Amnistía Internacional, no un invento nuestro: "Calvin Burdine, homosexual declarado, fue condenado a muerte en Texas en un juicio en el que estuvo defendido por un abogado de oficio, que se refería a los homosexuales con términos como 'maricas' y 'sarasas', que no se entrevistó con ningún testigo para preparar la defensa, y al que se vio quedarse dormido, repetidas veces, durante el proceso." Esta fue la defensa con la que contó este acusado. ¿Este tema se ha examinado alguna vez? ¿Alguien ha llevado este tema a la denuncia, alguno de los gobiernos que se han prestado para la condena de Cuba?

"Calvin Burdine continúa recluido en el pabellón de los condenados a muerte, su ejecución se ha suspendido ya dos veces, cuando faltaban solo unas horas para llevarla a cabo." Y termina diciendo el informe de Amnistía Internacional. "No se sabe cuántos presos han sido ejecutados en Estados Unidos por delitos que no habían cometido."

Entonces, por favor, pienso que deberíamos clamar por nuestro derecho a ver un comportamiento más ético, y menos hipocresía y menos doble moral en asuntos de naturaleza tan grave y sensible; esa es la opinión de nuestro país. Por tanto, rechazamos la manipulación contra Cuba; rechazamos la sola idea de que el nombre de Cuba sea presentado en la Comisión de Derechos Humanos, nos oponemos a este ejercicio y no vamos a cooperar con él; rechazamos la idea de que un país de América Latina tenga razones propias para preocuparse de Cuba, nadie tiene ni la autoridad moral ni los motivos reales para hacerlo. Denunciamos todo esto como una maniobra norteamericana, a la que no han podido sustraerse algunos países, algunos por complicidad y otros porque no les ha quedado más remedio, en virtud de las presiones ejercidas sobre ellos.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©