La víctima perfecta (IV).

¿Por qué eligió a éste y no a aquél?

Por Robin Crowley


Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

CUANDO AL MEJOR CAZADOR SE LE VA LA LIEBRE.

El único responsable de tu vida y las decisiones que tomes eres tú. Anticipo una disculpa si ofendo tus ideales de vida social al afirmar lo siguiente, pero la verdad a veces es cruel y no puedes ni debes dejar la decisión sobre si vives o mueres en manos de quien te ataca o del destino. Los guerreros samurai conocían muy bien este concepto en su código del Bushido "Morir en la batalla es morir con honor, ser asesinado sin haber hecho nada para evitarlo equivale a despreciar el regalo del creador."-

Los criminales no siguen reglas ni mucho menos códigos de honor. Hablando derecho y sin engaños, las únicas tres opciones que tienes son:

1. Prevenir y evitar.
2. Huir, ausentarte del peligro (vale más un cobarde vivo que un valiente muerto.
Cuando 1 y 2 no son posibles ¡Ataca!!!

Este razonamiento tiene toda la lógica del mundo, por supuesto que lo más importante es nunca involucrarte en una confrontación siendo precavido y evitando los riesgos o en su caso, huir a toda velocidad. Pero ante una agresión directa en la que ya no es posible huir tu corazón se va a acelerar a 150 o más latidos por minuto, hasta un peleador entrenado pierde el control sobre la técnica que requiere movimientos precisos, es decir, intentar llevar a cabo una secuencia de movimientos complejos bajo tales condiciones es un suicidio seguro. Tu única oportunidad para sobrevivir depende de movimientos simples, rápidos, directos y explosivos, ofensiva total.

Los ensayos mentales y la visualización son una excelente manera de entrenarte para la posibilidad de un encuentro indeseado a futuro.

Visualízate en una situación de extremo peligro, deja que el miedo forme parte de tu película mental, visualízate canalizando ese miedo en rabia, en furia. Imagínate transformándote de un individuo civilizado a un feroz animal salvaje peleando para sobrevivir en la selva, actúa con determinación. Este tipo de ensayos mentales son de una utilidad invaluable, ya que de acuerdo a lo que afirman muchas corrientes de la psicología, nuestro subconsciente archiva toda la información que le enviamos sin discernir si esta es real, vivida o elaborada en nuestra imaginación.

Sigue tu instinto, escucha tu "sexto sentido" aprende a sentir a la gente, las situaciones, los policías son buenos para ello, hay gente que los acusa de cínicos, paranoicos, rudos y de que sobreactúan. Los policías actúan así porque su vida depende de ello y porque constantemente se enfrentan a casos de compañeros que fueron más confiados y por lo mismo asesinados brutalmente. En lo que debes confiar es en tus instintos. Si te sientes incómodo o dudoso sobre una persona o situación, confía en tus emociones; si es necesario ser cortante, descortés o rudo con esa persona para sentirte seguro, hazlo. Recuerda siempre que la seguridad es primero y la cortesía después.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©