El Gea

Pensamiento positivo vs. pensamiento negativo (II)
¿Usted decide?

Por Juan C. Carames


Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

El pensamiento negativo saca todo fuera de proporción. Algunas personas tratan el problema de un techo con goteras como si fuera un huracán. Encuentran problemas en cada solución. La Ley de Murphy dice: "Nada es tan fácil como parece, todo lleva más tiempo de lo que usted espera; si algo puede salir mal, saldrá, y en el peor momento posible". La ley de Maxwell dice: "Nada es tan difícil como parece; todo es más gratificante de lo que esperas; si algo puede salir bien, saldrá, y en el mejor momento posible".

Nosotros escogemos.

El pensamiento negativo nos impide disfrutar de la vida. Una persona negativa no espera nada de una bandeja de plata sino que se manche. Si tiene un vecino negativo, pídale prestada una taza de azúcar. El nunca espera que se la devuelvan. A veces nos cuesta aceptar las circunstancias, y eso nos amarra. El pensamiento negativo impide a los demás dar una respuesta positiva. Este es probablemente el peligro más grande de una vida negativa. Tiende a controlar a quienes usted ama y en quienes influye más. Aun la respuesta a una pregunta depende en mucho de cómo usted la haga. Como los vendedores de experiencia lo saben, las preguntas hechas de una manera positiva o negativa, casi siempre provocan una respuesta de acuerdo.

Un estudiante de Psicología entró en el ejército decidido a probar esta teoría. Le asignaron entregar albaricoques al final de la línea de comida. "No quieres albaricoques, verdad", preguntó a los primeros hombres; el noventa por ciento dijo "No". Entonces probó el método positivo: "¿Quiere algunos albaricoques, verdad?". Casi la mitad respondió: "Este... sí... tomaré unos cuantos". Luego probó un tercer método basado en la técnica fundamental de "O,O". "¿Un plato de albaricoques, o dos?", preguntó. Y pese a que la mayoría de los soldados no les gustaban los albaricoques del ejército, el cuarenta por ciento tomó dos platos y el cincuenta por ciento tomó uno.

Juan C. Carames
Lyderazgoymercadeo





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©