El Gea

Lula, ONU y viaje a Cuba (III).

Por Armando F. Valladares, ex preso político cubano.


Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Pero todo esto, como ya fue dicho, forma parte del camino de la contradicción y del caos. Si Lula no consigue convencer a algunos de que hizo algo efectivo en favor del pueblo cubano esclavizado, al menos dejará en ellos una duda benévola... y paralizante. El resultado de su viaje estará también graduado de una manera que favorezca, aunque sea discretamente, la continuación de la dictadura castrista y/o el pasaje hacia un "pos-castrismo" controlado por funcionarios del actual régimen que ya estén siendo preparados para ese fraudulento papel. ¿Llegarán el presidente Lula y su canciller a ofrecer sus oficios como eventuales mediadores en Cuba, tal como están disponiéndose a hacerlo en otros países, inclusive, en Colombia? Demás está decir que entregar al presidente Lula el papel de mediador en Cuba sería casi como poner a un lobo como mediador de conflictos en un gallinero.

Reitero aquí las consideraciones finales de mi artículo antes citado:

"Si el presidente Lula quiere desmentir con hechos, y no con palabras, que se ha transformado en el mayor sustentáculo internacional del régimen comunista de Cuba - con todas las graves responsabilidades que ello implica delante del pueblo cubano y del generoso, cordial e intuitivo pueblo brasileño, pero, sobre todo, delante de Dios - que adopte medidas diplomáticas categóricas para contribuir a la liberación de centenas y tal vez millares de presos políticos cubanos. Que haga algo eficaz para salvar la vida de los presos políticos Martha Beatriz Roque y Oscar Biscet, quienes agonizan en las cárceles cubanas, atendiendo así al público llamado que le acaba de hacer la entidad Unidad Cubana, de Miami. Que no cruce los brazos ante el drama del físico cubano Dr. López Linares, actualmente residente en Brasil, quien infructuosamente escribió al mandatario brasileño solicitándole su intervención para poder viajar a Cuba a conocer a su hijito Juan Paolo, de 4 años de edad. Que no intente poner paños tibios sobre los crímenes castristas alegando el 'bloqueo' externo o los supuestos 'avances en el área social', como la salud y la educación, que en realidad son dos implacables instrumentos de control ideológico, mental, político y policial de los desdichados cubanos. Que, en fin, contribuya, sin eufemismos, para la urgente libertad de Cuba".

Y hoy añado:

Si el viaje del presidente Lula llegase a significar, inequívocamente, el real y no apenas aparente desmoronamiento del régimen comunista, cayendo completamente las rejas de la isla-cárcel, sería un "milagro" político tal que me llevaría a retractarme de mis críticas al presidente Lula y pedirle públicas disculpas; a reconocer que él tenía razón cuando, durante el período pre-electoral, en el programa televisivo del "anchorman" Boris Casoy, me acusó de "picareta"; y a agradecerle por su decisiva contribución a la liberación de Cuba.


Armando Valladares, ex preso político cubano, fue embajador norteamericano ante la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, en Ginebra, durante las administraciones Reagan y Bush.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©