Conozca a los creadores de Andinia.com

Menú bombero



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Cualquier viajero sabe de sobra que en todos aquellos lugares de paso o tránsito, que son a su vez una parada obligada en los viajes turísticos, las tarifas gastronómicas suelen tener precios exorbitantes, siendo regidas por el nada justo principio de la "mucha demanda" versus la monopólica "poca oferta", producto de los abusos de los comerciantes no controlados y de la poca originalidad de la que solemos dar muestras al viajar o irnos de vacaciones a los lugares a donde "van todos".

Me refiero a los abultados precios de los restaurantes, bares, kioscos y similares establecimientos que se ubican en estaciones de tren, paradores de rutas de autobuses o micros de larga distancia, y, sobre todo, en aeropuertos nacionales e internacionales.

El aeropuerto de Ezeiza en Buenos Aires, Argentina, no es una excepción a esta regla. Aquel viajero o mochilero ocasional que no disponga de dinero en demasía (o de las ganas de despilfarrarlo...) la pasará mal monetariamente hablando si se obligado a comer dentro del aeropuerto debido al retrazo o la cancelación de un vuelo (lamentablemente, algo absolutamente normal en muchos casos).

Sin embargo, en el caso del aeropuesto de Ezeiza existe una alternativa algo oculta, pero accesible a todo el que la conozca o se entere de ella al preguntar por un lugar más barato donde comer a los empleados del aeropuerto.

Tras el estacionamiento de la terminal A para vuelos internacionales, se encuentra la cede del departamento de bomberos del aeropuerto, con personal fijo y disponible ante cualquier emergencia, accidente o eventualidad que requiera sus servicios.

Este destacamento de bomberos cuenta también con un modesto y económico restaurante que suele disponer de 3 o 4 tipos de comidas frías (sándwichs, bocadillos, tartas, etc.) bebidas, etc. Las porciones suelen ser abundantes y la comida casera, y para el viajero que no le moleste un clima familiar (suele estar frecuentado por bomberos y personal del aeropuerto durante sus horas de descanso), sillas y mesas de plástico, y un televisor donde suele verse algún programa local, esta es una opción legítimamente "underground" más que apetecible ante los abusos económicos de aquellos que se aprovechan del turista desprevenido en tierras extrañas.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©