El Gea

CARTA DE UN ARGENTINO QUE ALGUNA VEZ CREYO: AL SR PRESIDENTE DE LA NACION ARGENTINA (VI)



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Frente al, horror de nuestra desocupación de millones y las necesidades de gran parte del pueblo argentino, están los que se niegan a recordar que ya hace 25 años se conoció detalladamente lo que las llamadas nuevas tecnologías implicaban para la destrucción del trabajo tradicional argentino.

No tuvieron la osadía ni el coraje civil, ni la actitud de gallardia de poner sobre la discusión publica lo que ello significaba. Significaba el principio del fin de las fabricas con chimeneas, significaba que nuevas formas de creación de riquezas de naturaleza mas intangibles se estaban imponiendo. Significaba que la robotización de las líneas de producción ya no reconocían la necesidad de personal, la necesidad del trabajo horario de la legislación laboral, las plantas mas esenciales trabajaban ya tyodas las horas del día, todos los días, todo el año, sin sindicatos, casi sin gente, sin obras sociales, sin huelgas, sin gastos de luz, sin comisiones internas, sin descanso, para pocos.

Y no se tomaron previsiones. Descabelladamente se ocultó lo que ahora soportamos. Hubo una ausencia total de la Defensa Nacional, ésta no existió, se la lapido en silencio y sigilosamente en tutela de intereses temporarios con efectos definitivos en la vida y salud la gente.

Contribuyeron al desastre conducciones empresarias, corporativas, políticas y sindicales corrompida, recorriéndose un camino que quedó cubierto de heridos y cadáveres y familias destruidas. Y la gente identifico, y aún hoy, al concepto de la Defensa Nacional con esa situación de servicio de élites privilegiadas a costa de un futuro que es el hoy.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©