El Gea

ALTA DENSIDAD EN SAN TELMO (XVII)



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

7 BUENOS AIRES.

El engendro funcionó, llegaron dos e-mail a la PC de Letra en Buenos Aires, que recién en ese momento vio que venían de "uy". Primero llega uno y a los quince minutos el "esencial". No era el BREVE, en el lenguaje de Aranaldo, quien al recibirlo lo tradujo. De inmediato se fijo,por quinta vez en el informe de Clarín, de vuelos que arriban, el primero era el de PLUNA. Se lo guardo en el bolsillo del pantalón y voló en su coche hasta el Restaurante Clo Clo en la Costanera Norte. Le extraño ver en el Aeroparque que había unas tres personas subiendo a algunos taxis. Algún vuelo llegó antes. Cuando se acercaba al lugar que imaginó vio al Audi, deteniéndose sobre el césped, como recién llegando, fuera de horario como él.

El Dr. Lorca ya estaba llegando a su casa una hora local antes de la esperada, pero no esperada así por todos.

Aranaldo se acercó muy rápido al AUDI, el ex locutor lo reconoció y empalideció. Número miró a ambos y comenzando a comprender trato de echar mano a algo para disparar.

Fue cuando ambos recibieron los certeros impactos que les mando Aranaldo, que una vez fue destinado a trabajos de oficina y papeleo, "porque era algo gordo, lento y andaba todo sudoroso" (y por eso no lo mandaban a "operaciones") muchos años antes que lo conociera el Dr. Sacco y antes de ir a Clorinda, donde quería volver a donde ahora le estaba prohibido, Bell Ville.

Buenos Aires no era el país.

Pero siguió sospechando que, Cifra, en algún momento, por alguien muy informado, fue quebrado y dado vuelta en algún lugar, antes de llegar a San Telmo. Solo así le cerraba todo. Pero no pediría explicaciones. Eso era un tema de contrainteligencia exterior. Allí se podía uno llegar a morir, anónimamente, era angustiante; nadie, nadie, reclamaría nada si le pasara allí algo. Era muy peligroso pero no le daba miedo. Argentina sus paisanos y compatriotas, inclusive estos porteños, soberbios y engreídos, valían la pena. No todo era fachada.

EN MEMORIA DE LOS PATRIOTAS O INOCENTES MUERTOS DE TODOS LOS BANDOS





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©