El Gea

Antecedentes del conflicto público de basurales en territorio Mapuche (XII).

Por Mapuexpress.


Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

5.- Demandas y propuestas en el Marco del conflicto:

Entre los años 2000 y 2001, importantes fueron los planteamientos emitidos por los dirigentes en representación de las familias mapuche afectadas por los basurales, junto a la agrupación Konapewman, con la idea de resolver los conflictos que les afectaban. A continuación, en extracto, señalaremos las demandas y propuestas generales al respecto, las que en su mayoría se mantienen hasta la fecha:

a).- Evaluación técnica de los riesgos e impactos en las Comunidades:

Como ya se ha mencionado, por consecuencia de las constantes protestas y a propuesta de las familias Mapuche de Boyeko (Temuco), Ankúe (Gorbea) y Kilako (Purén), a mediados del 2001 se inició una mesa de diálogo que generó una comisión técnica de diversos servicios públicos, observadores y los propios afectados, para constatar los riesgos e impactos en terreno, visitando las instalaciones. Su idea era recoger las denuncias, que se hicieron, tales como: Lugares visiblemente expuestos a contaminación (ríos, esteros, menokos, microbasurales, quema de basura); viviendas cercanas a los recintos a menos de 300 mts; la existencia de lugares patrimoniales, culturales y religiosos de las comunidades cercanos a los basurales (cementerios, canchas de gillatuwe, paliwe); plagas de moscas y la existencia de manadas de perros vagos; Escuelas públicas cercanas, entre otras situaciones. A su vez, se pretendía iniciar un estudio científico sobre las actuales condiciones ambientales y sanitarias a las que estaban expuesta las familias, cuyos compromisos fueron adoptados por los servicios públicos, principalmente el Servicio de salud y CONAMA, tales como: mediciones de contaminación de las aguas cercanas y de los pozos de las familias para el consumo; calidad de vida y de salud de la población expuesta. Pues bien, ninguno de esos compromisos finalmente fueron asumidos y las familias mantienen la incertidumbre de la verdadera condición que enfrentan en la actualidad. Para más el diálogo se rompió con la aprobación en secreto del estudio de impacto ambiental para ampliar el plazo de funcionamiento (2025) del basural Boyeco en diciembre del 2001.-

b) Erradicación de los basurales:

Una de las demandas principales de las familias, es obviamente la erradicación de los basurales y no su mejoramiento. La existencia de basurales, en la mayoría de los casos llevan más de 10 años funcionando, sin cumplir en lo más mínimo siquiera las propias exigencias sanitarias y ambientales. La contaminación ya se ha provocado de manera irreversible y su sólo perfeccionamiento en infraestructura no garantiza la seguridad e integridad de las familias que están expuestas. Ante esto, la posición de las familias es intransable: “Erradicar los basurales. Velar por la salud y los ecosistemas. Terminar con la contaminación y el racismo ambiental imperante”.-





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©