El Gea

Derechos humanos en Cuba (III).

Por Ariel Hartlich.


Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Ante estos hechos, de los que seguramente no fue informada mi tía Aurora, solo me queda una reflexión: "... yo no aprobaré jamás el que ningún hijo del país se una a una nación extranjera para humillar a su patria." (General José de San Martín, en carta a Gregorio Gómez, 21 de septiembre de 1839).

En las últimas semanas sucedieron varios hechos de violencia en Cuba, con el secuestro de aeronaves y embarcaciones que fueron desviadas a Miami. Estos acciones, protagonizados por sujetos marginales y con antecedentes penales por delitos comunes, están promovidos por la legislación norteamericana que le concede la libertad y promete un porvenir prodigioso a cualquier delincuente, que procedente de Cuba llegue a tierra de EEUU, suponiendo que son exiliados.

Circunstancias como estas generan climas de tensión entre los dos países, climas propicios para que los grupos más extremistas de la potencia del norte alienten otra aventura armada (como en 1898 y 1961) contra esta isla. Estos sucesos encontraron su fin, cuando la justicia cubana, decidió en un juicio sumario ejecutar a tres secuestradores de una lancha de pasajeros. Los que pusieron en peligro la vida de decenas de niños, mujeres y hombres, pasajeros de la lancha, utilizando distintos tipos de armas.

Hechos como este que atentan contra la seguridad nacional de Cuba, son enjuiciados en procesos sumarios, los que se realizan excepcionalmente, se garantiza la defensa de los acusados y tienen tres instancias de apelación.

Estas acciones han tenido trascendencia en el mundo, difundidas por los propietarios de los medios de comunicación, de la libertad y los derechos humanos. Los que no se encargan de difundir que en Cuba desde 1959 no existen escuadrones de la muerte, ni policía de gatillo fácil, ni grupos parapoliciales, ni desaparecidos, ni picanas, ni esas cosas que el resto de los latinoamericanos conocemos de sobremanera. Los cubanos decidieron hace 44 años que estas prácticas no volverán a su país.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©